Los chefs de este restaurante asturiano han creado dos menús, 1882 y Contemporáneo, en los que combinan la cocina de toda la vida con la vanguardia que ha llegado al local de manos de Marcos Morán

El chef Marcos Morán ha heredado de su padre Pedro todo: una exquisita casa de comidas, el buen hacer con los mejores productos, su saber estar en la cocina… pero sobre todo la creatividad y la libertad de hacer y proponer variedad de platos para diferentes ocasiones. Lo que ellos llaman la emoción por lo nuevo sin despegarse de lo de siempre.

En Casa Gerardo, situado en Prendes desde hace más de un siglo, la tradición de la cocina asturiana se remueve con salsas hechas para cada plato que nunca tratan de esconder su bien más preciado: el producto de la temporada como protagonista.

El equilibrio en su cocina entre vanguardia y tradición se plasma de manera original con la llegada de los platos invernales en los que no faltan los oricios, la trufa o las angulas. Pero conforme avanza el año, siguen ganando en color cuando la huerta verdea y se incluyen en su carta productos de primavera propios de la tierra como los guisantes o los espárragos.

Leer el artículo completo en la revista