La casa rusa Moskovskaya ha elegido España para presentar a nivel mundial su Pink Vodka, que irrumpe con su color rosa y su sabor dulce en una categoría de destilados tradicionalmente dominada por el color blanco. Un vodka versátil, distribuido por importaciones y exportaciones varma, con sabores afrutados, donde la frambuesa es el ingrediente estrella

De la mano de Importaciones y Exportaciones Varma, llega al mercado español Moskovskaya Pink Vodka, el vodka rosa que busca romper los moldes establecidos e invita a vivir la vida sin etiquetas, huyendo de los convencionalismos y probando nuevos sabores.

Frente a la fiebre de la ginebra rosa, que ha tenido una gran acogida en los últimos años, la casa rusa, nacida en 1894 bajo el antiguo imperio, ha elegido España para presentar a nivel mundial este innovador líquido, que irrumpe con su sabor dulce y su color rosa en una categoría de destilados tradicionalmente dominada por el color blanco.

Con sabores afrutados, donde la frambuesa es el ingrediente estrella, este vodka rosa es versátil y fresco, perfecto para disfrutar de momentos inolvidables. Pensado para mezclar con tónica y aderezar con frutos rojos o lima fresca, Moskovskaya Pink permite realizar cócteles innovadores,
en alternativa a los combinados más clásicos.

Moskovskaya Pink tiene claro que la mejor forma de romper moldes es a través de la concienciación de la sociedad con iniciativas divertidas, que fomenten una visión diferente de la vida para mostrar siempre la mejor versión de uno mismo. Por este motivo, la firma ha lanzado un reto en redes sociales al que se han unido varios ‘influencers’ a demostrar que el rosa es tendencia y que romper moldes es un estilo de vida a seguir.  El juego de Verdad o Reto puede seguirse en el hashtag #BreakingTheROLES.

Leer el artículo completo en la revista