Una edición limitada de 10.000 botellas, de la que la compañía donará una parte de la recaudación por la compra de las unidades al Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, para acelerar la investigación científica del virus

Desde que comenzó la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, MAKRO no ha cesado de salir al encuentro de la sociedad. En esta ocasión, ha lanzado una edición solidaria de su vino “La Sastrería” para recaudar fondos para luchar contra la pandemia. Se trata de una edición única compuesta por 10.000 unidades dentro de su colección de vinos de marca exclusiva “La Sastrería”, elaborado con uva Garnacha, procedente de la D.O. Cariñena, un vino de excelente calidad y personalidad. 

La compañía donará parte de la recaudación de la venta de este vino al CNB-CSIC, Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas quien está trabajando en diferentes líneas de investigación relacionadas con esta pandemia para facilitar la futura vacuna. 

Marta Pérez Postigo, directora de comunicación corporativa & sostenibilidad, manifiesta: “Desde que se inició la crisis sanitaria, en MAKRO hemos estado muy involucrados desarrollando múltiples iniciativas para apoyar y ayudar a los colectivos más afectados. El lanzamiento de este vino se suma a las distintas acciones solidarias que hemos puesto en marcha desde el mes de marzo y con él, pretendemos aportar nuestro granito de arena para que esta situación finalice lo antes posible”.

Desde el inicio, la empresa ha mostrado su total predisposición y compromiso para colaborar con las autoridades sanitarias y gubernamentales durante la crisis sanitaria generada por la Covid-19 y ha trabajado tanto a nivel regional como nacional con diferentes entidades y autoridades para contribuir a reducir el impacto de la pandemia en el país. Así, puso a disposición de la Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS) y la Unidad Militar de Emergencias (UME), el ‘stock’ de sus establecimientos para cubrir las necesidades que puedan surgir y ha cedido, en caso de que lo necesitaran, el espacio disponible en los ‘parkings’ de sus centros. También amplió su acuerdo con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) para la donación de productos que ayuden a paliar posibles necesidades debidas al estado de alarma y también ha colaborado con el Servicio Madrileño de Salud en el hospital de campaña montado en las instalaciones de IFEMA con la entrega de alimentos para las personas más necesitadas, así como distribuyendo productos a las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

MAKRO incrementó, además, sus esfuerzos en las localidades en las que está presente a través de donaciones a comedores o entidades sociales, hospitales y autoridades locales. La compañía ha sido proveedor de las donaciones de alimentos de la ONG World Central Kitchen del chef José Andrés, que se encargó de repartir diariamente raciones de comida a los grupos más vulnerables afectados por la crisis del coronavirus.

Fruto de todo este esfuerzo, MAKRO ha obtenido el identificativo Garantía Madrid por parte de la Comunidad de Madrid en reconocimiento a las buenas prácticas desarrolladas por la compañía a la hora de aplicar protocolos de seguridad frente al coronavirus y la realización de actividades de carácter solidario en apoyo a la sociedad durante la pandemia.

Leer el artículo completo en la revista