Elaborado con 100% Agave Weber Azul cosechado a mano y siguiendo la misma receta desde hace más de 200 años, 1800 es sinónimo de la máxima calidad, elegancia, autenticidad y distinción, cualidades que le llevan a protagonizar un repunte de consumo en España

Son buenos tiempos para el tequila en España. Un destilado que cada vez está más de moda en nuestro país y que ha visto crecer sus cuotas de mercado considerablemente en los últimos meses, incluyendo su consumo cada vez más y de manera más habitual en entornos distintos a los restaurantes mexicanos. Además, los consumidores españoles están interiorizando cada vez más otras formas de consumir tequila alejadas de los tradicionales chupitos y actualizando sus preferencias en el entorno de los cócteles y combinados. 

Con la consolidación de esta tendencia, 1800, en la categoría de tequila Super Premium, protagoniza un momento excelente de presencia de marca en España al tiempo que los indicadores muestran un prometedor futuro inmediato para este tequila que está liderando el long drink como promotor del mítico cóctel Paloma. 

1800 representa el año en el que se procedió a añejar el tequila en barricas de roble por vez primera. Este hito, que revolucionó su proceso de elaboración logrando un líquido más suave y con más carácter, aconteció en la destilería La Rojeña (Jalisco, México). Desde entonces, la fórmula original no se ha alterado lo más mínimo hasta el día de hoy.

Tal es la conexión entre 1800 con la historia de México que la forma trapeizodal de su botella simboliza las pirámides Maya. Además, incluye un blasón con el lema “Trabajo, Pasión, Honestidad”, el cual enfatiza el honor y la tradición que significa cosechar y destilar este histórico tequila.

Leer el artículo completo en la revista