Este tipo de cerveza es la más consumida en nuestro país ya que tiene que ser tomada fría, una sensación que va muy bien con la forma en la que nos gusta pedir las cañas

El consumo de cerveza ha crecido en los últimos años por encima del 3% y supone ya el 40% de las bebidas frías que se piden en la hostelería y la restauración, según los datos de 2017 facilitados por la asociación Cerveceros de España. Pero lo que es más importante, estas cifras demuestran “un auge de la cultura cervecera en España, que presenta un escenario más que favorable para el lanzamiento de nuevas referencias”, tal y como explican desde el Grupo Damm

Concretamente, en 2017, el sector comercializó 35,7 millones de hectolitros de este fermentado; manteniendo a España en el cuarto puesto en Europa en cuanto a producción sólo por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia.

Si bien es cierto que los datos adelantados de 2018 hablan de un cierto estancamiento en el volumen de la demanda, la facturación sí que subió al cierre del año cerca de un 3% debido, principalmente, a que el consumidor optó por comprar cervezas más sofisticadas o Premium, según los datos facilitados por Celia Rodríguez, ‘client support manager’ de la consultora Nielsen, y que vienen a confirmar lo que las empresas ya habían detectado.

Los factores que influyeron en el estancamiento del crecimiento que venía experimentando el sector es, según la consultora, la meteorología adversa que se sufrió en 2018 (con un inicio de verano muy lluvioso) y la ralentización del turismo debido a causas macroeconómicas. “Además de que el Mundial de Fútbol tampoco ayudó”, añade Nielsen.

Eso sí, aunque todavía no hay datos oficiales, Rodríguez asegura que el inicio de 2019 ha sido mucho mejor “y parece que se confirman las tendencias” al crecimiento que marcaron el final de 2018.

Nielsen también pone el foco en el canal por el que se está consumiendo. “La demanda por parte del consumidor está siendo abastecida tanto por los fabricantes como por ‘retailers’ casi en un 50-50%. De hecho, en 2018 salieron alrededor de 100 nuevas marcas en los lineales de los puntos de venta”, aclara.

Otro de los impulsos en la facturación del sector ha sido el desarrollo de las llamadas cervezas locales que no dejan de ser marcas de toda la vida que están volviendo a ser relanzadas, pues los clientes las recuerdan y las ven como algo nostálgico, según Nielsen.

Pero el sector demuestra que lo local no está reñido con lo internacional. La exportación de cerveza ha sido uno de los motores para su producción puesto que los datos avalan el crecimiento de su presencia en el extranjero en los últimos 10 años con un 240% más, siendo Portugal, China, Reino Unido e Irlanda los principales receptores de las fermentadas.

El informe de Cerveceros de España de 2017 ya destacaba el aumento del consumo de esta bebida entre las mujeres en el canal Horeca, un 12% más que el año anterior, y señalaba a Andalucía, el sur de Extremadura, Ceuta y Melilla como las regiones donde más cerveza se bebe, un 23,7 % del total de España.

Aunque no hay datos desglosados por tipo de cerveza, los productores advierten de que la lager es, de largo, la más consumida en España y por lo tanto, la que ocupa la mayoría de los esfuerzos de sus empresas tanto en producción como en ventas.

El Grupo Ambar, por ejemplo, cifra esta variedad en el 88% de su producción y el foco de sus principales novedades para los próximos años.

Pero, ¿cuál es el verdadero secreto de su éxito?

Según Hijos de Rivera, su frescura: “Son cervezas sensorialmente limpias, refrescantes, perfectas para beber a temperaturas más frías que las ale y es lo que buscamos en España, un sabor más refrescante”.

“Las lagers agradecen ser servidas frías para apreciar su gracia chispeante y refrescante lo que las hace más apetecibles”, añade Ambar, quien recuerda que también son más monótonas “debido únicamente a su juventud porque aunque parezcan las cervezas de toda la vida fueron las últimas en llegar, con una generalización que empezó hace poco más de 100 años. Nada si pensamos en la historia milenaria de la cerveza”.

Leer el artículo completo en la revista