Cada vez, los clientes son más exigentes y demandan un mejor servicio, por eso, en la actualidad, la tecnología avanza para que los profesionales de Horeca ofrezcan los mejores productos en todos los ámbitos. Uno de los recursos para bares, restaurantes y hoteles que más demandan los hosteleros son las máquinas de hielo, y no sólo durante esta época estival sino a lo largo de todos los meses del año. Una de las razones de esta fuerte demanda es que éstas máquinas se presentan como gurús del ahorro y del tiempo, así lo constatan las empresas que hemos entrevistado en Bar Business. Por ejemplo, Hoshizaki explica que “los hosteleros que compran hielo en bolsas están pagando un precio muy elevado por este producto. Los precios del hielo en bolsa oscilan entre los 30 céntimos y 50 céntimos de euro el kilo, mientras que el coste de producir un kilo de hielo con nuestras máquinas oscila entre los 3 y los 5 céntimos de euros, contando con el agua y la electricidad. Así pues, comprando el hielo, el hostelero está pagando diez veces más”. Desde Manitowoc Foodservice Iberia aseguran que: “la compra de hielo es un gasto constante para bares y restaurantes, además la necesidad de disponer de equipamiento frigorífico para almacenar el hielo resulta siempre complicada por el espacio. Así pues, es mucho más cómodo y económico que los locales fabriquen su propio hielo que tener que depender de un intermediario, así que hay una evolución gradual de las ventas de máquinas de hielo en el canal Horeca”. Por su parte, desde Fagor Industrial puntualizan que “el ahorro puede llegar a ser muy significativo para el hostelero. Es cierto que al principio hay que hacer una inversión en la maquinaria pero a largo plazo se ahorrarán en costes, ya que la producción es interna”; a estas declaraciones ITV Ice Makers añade que: “la amortización de una máquina de hielo en un local medio de hostelería suele rondar un año, algo interesante para el hostelero”.

 

 

Leer el artículo completo en la revista