Ahora comienza un nuevo capítulo en su historia centenaria, presentándose en la escena madrileña de Lavapiés, con una renovada oferta gastronómica con recetas italianas de alta calidad, cócteles de autor y un ambiente divertido

El emblemático Café Barbieri del barrio madrileño de Lavapiés, que se encuentra en plena ebullición, ha reabierto sus puertas tras permanecer un año cerrado para situarse en el momento actual y seguir siendo un espacio único en el que refugiarse del acelerado ritmo de la vida madrileña.

Este café-bar inaugurado en 1902, y que adoptó el nombre del antiguo Teatro Barbieri  -en homenaje al músico madrileño Francisco Asenjo Barbieri-, ha sido punto de encuentro de escritores, pintores, músicos, políticos, artistas y personalidades diversas del mundo de la cultura. Ahora el Café Barbieri quiere recuperar el encanto de su primera etapa, devolviendo su sala principal a su imagen original, en la que se despliegan las mesas de mármol y madera y sus inconfundibles sofás de terciopelo rojo de época. Este salón, rodeado de amplios ventanales a la calle y grandes espejos, está presidido por Erato, una de las nueve musas que representa la lírica coral y la poesía romántica, que seguirá siendo testigo silencioso de las historias de sus visitantes.

Leer el artículo completo en la revista