La venta de esta bebida ha crecido en sólo un año un 3,8% durante 2017, siendo la protagonista del 40% de las peticiones de una bebida fría en un bar, hotel o restaurante en España.

Rubia, tostada, negra… en caña o en botella…, la cerveza sigue siendo la reina de las consumiciones de los españoles en bares, hoteles y restaurantes. De hecho, sólo en el año 2017, el sector ha comercializado 35,7 millones de hectolitros de este fermento de cebada, lo que supone un 3,8% más que el año anterior, según el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España 2017, elaborado por la asociación de Cerveceros de España y presentado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los expertos aseguran que este incremento se debe, principalmente, a la recuperación económica que vive el país desde el año 2012 y que ha impactado de lleno en el impulso hostelero que vive este importante negocio. Pero también, y unida a esta última causa, ha influido la cifra récord de llegada de turistas a España que se alcanzó el año pasado, con 82 millones de visitantes en total, y el buen clima del que se gozó casi todo 2017 y que animó a mucha gente a sentarse en una terraza y pedir una cerveza.

“El sector cervecero ha experimentado subidas en todos los indicadores de actividad a lo largo de 2017, manteniendo el ritmo de crecimiento de los últimos años en términos de consumo, ventas, producción y exportación. Estos datos ponen de manifiesto toda la cadena de valor multisectorial y transversal que hay detrás de cada una de las cervezas que se consumen en nuestro país”, aclara Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España.

De hecho, el 40% de las bebidas frías consumidas en hostelería en España es un caña o un botellín pero con fermentación de cebada dentro, convirtiendo a la cerveza en la bebida preferida para estas ocasiones.

Leer el artículo completo en la revista