WINEbie es el primer club de vinos dirigido a un público joven e inexperto que recibe, mediante suscripción, cuatro medias botellas al mes. Con la selección de vinos y guías de información, los clientes aprenden sobre catas, tipos de uva, regiones, curiosidades o maridajes

En España existen numerosos clubs de vinos a los que se suscriben, en la mayoría de casos, clientes experimentados o conocedores de sus preferencias. Sin embargo, hasta el momento, no existía un club de vinos dirigido a un público inexperto, que es capaz de disfrutar del vino pero se muestra dudoso a la hora de elegir por la inmensa oferta en el mercado y el desconocimiento en torno a la cultura vinícola. Menos aún, un club de vinos que ofrezca la posibilidad de recibir formatos de media botella.

WINEbie ha llegado para cubrir ese hueco y tiene dos objetivos principales: una función didáctica, es decir, acercar el mundo del vino y enseñar sus cualidades, y una función práctica, pues los formatos de media botella son la medida idónea para experimentar con nuevos vinos y atreverse a descorchar una si el consumo es individual o en pareja. De esta forma, cualquier momento es ideal para disfrutar del vino sin miedo a que se estropee.

El funcionamiento de WINEbie es sencillo: el cliente selecciona la opción de suscripción (1, 3, 6 ó 12 meses) y en los primeros 10 días del mes (excepto en las suscripciones de un mes, que llegan a las 72 horas) recibe 4 medias botellas en una elegante caja con unas fichas de aprendizaje con las que adentrarse en el mundo del vino de forma sencilla y entretenida. Los meses impares, la selección la realizan los enólogos de WINEbie, mientras que los meses pares puede realizarla el propio cliente o dejar que el club le envíe su selección. No siempre se trata de vinos comerciales o que se encuentran fácilmente, lo que hace que sean altamente interesantes para los aprendices.

El club de vinos WINEbie nació de la idea de dos jóvenes, Alberto Morales y Fernando Lancharro, que la pusieron en marcha en 2016, centrando sus esfuerzos en la venta ‘online’ de las cajas de 4 medias botellas. Este formato permite que las bodegas, tanto tradicionales como novedosas, acerquen su vino al consumidor final de una forma más directa. En un futuro no muy lejano, WINEbie podría dar el salto a un mercado internacional y contar, además, con su propio vino.

Leer el artículo completo en la revista