La empresa familiar Distribuciones Guasch celebra este año su cincuenta aniversario en el mundo distributivo del canal Horeca y lo hace avalada por la calidad de los productos de su ‘portfolio’, por el profesional servicio que ofrece, que incluye también formación, y por la relación de ‘partner’ y de confianza que brinda a sus clientes

Hace medio siglo se pusieron los cimientos de la empresa Distribuciones Guasch. Erigida en Ibiza, la actividad de la compañía se ejerce también en la vecina Formentera. Islas pitiusas que gozan de su ‘savoir faire’, de la calidad de los productos que tienen en cartera y del buen servicio que prestan a la clientela.

Todo empezó cuando el abuelo de Katina Guasch, miembro de la tercera generación y actualmente al frente de la empresa junto con sus padres, recorría la isla ibicenca con su bicicleta distribuyendo a unos cuantos bares algunos licores que le llegaban por barco. Así dio vida a un negocio familiar que, poco a poco, fue creciendo con pasos firmes que le han llevado a celebrar sus bodas de oro en este 2019. 

Con el tiempo, en la realización de esa tarea distributiva se incorporó su propio hijo, el padre de Katina, la cual nos relata la historia de esta empresa con mucho cariño, y entonces “comenzaron a introducir otros productos como cervezas, agua, posteriormente, y demás”, como detalla. 

Desde siempre Katina ha absorbido la semilla del valor del trabajo bien hecho, de ofrecer un excelente servicio y el de crear una relación de confianza no sólo con los clientes sino también con las diversas marcas con las que trabajan, además de los valores de transparencia, seriedad y la dedicación constante. Principios todos ellos que conforman la filosofía de esta empresa desde su puesta en marcha.

El terreno distributivo de Distribuciones Guasch en estas dos islas Baleares es el mundo Horeca y su campo de acción se extiende a bares, cafeterías, restaurantes y hoteles de pequeñas dimensiones, como señala Katina.

Un sector para el que la empresa tiene siempre una respuesta satisfactoria y saliendo al paso de las necesidades de los profesionales en cuanto a la calidad de los productos que ofrece y del servicio que brinda, que pasa por “la entrega del pedido en un máximo de 24 horas desde su solicitud o la puesta a disposición del cliente de un rápido servicio técnico, tanto en tema de instalaciones de cerveza como en tema de café”, comenta. En este sentido Katina Guasch añade: “tenemos muchos clientes que han cambiado de proveedor acudiendo a nosotros en busca de un buen servicio y confianza sabiendo que si hacen un pedido, éste no les tardará tres o cuatro días en llegar. Tienen la seguridad de que todo funcionará según lo acordado, evitándose problemas de reclamaciones. En fin, nuestra relación con los clientes es la de ser un auténtico ‘partner’. Nosotros queremos que estén bien atendidos para que sus negocios funcionen bien. Si ellos triunfan, nosotros también. Un buen funcionamiento que se repercute desde el cliente hasta las empresas que nos suministran sus marcas. Todo es una cadena”, puntualiza.

¿Cuáles son las categorías de producto del ‘portfolio’ de Distribuciones Guasch?

“Todo lo que son bebidas en general, excepto refrescos. Por ejemplo, tenemos cervezas nacionales y de importación, cavas y vinos con Denominación de Origen nacionales y ahora estamos introduciendo vinos internacionales, siendo algunos de ellos de California o Australia. Asimismo, tenemos zumos, agua o el café illy”.

¿Cuál es el criterio de la empresa para incorporar marcas a su cartera?

“Uno de los criterios principales es que la empresa que nos suministra sus marcas sea un ‘partner’. Para nosotros es fundamental que haya una sinergia entre nuestra empresa y la del proveedor, basada en una relación de confianza. Además, los productos deben ser de calidad y presentar un equilibrio respecto al precio”.

Leer el artículo completo en la revista