El 22% de los viñedos de Marqués de Vargas, ubicados en la Rioja Alta, han sido reconocidos con la denominación “Viñedo Singular” por las características extraordinarias de sus parcelas, lo diferencial de su proceso de producción, y el respeto por el tradicional proceso de vendimia manual

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPAMA) ha reconocido 84 parajes vitícolas como Viñedos Singulares” y 154 hectáreas de producción en toda la D.O.Ca. Rioja, de las más de 66.000 hectáreas que abarca. La superficie productiva distinguida como “Viñedos Singulares”, una nueva micro-denominación en sí misma que garantiza su cualidad de “Excelente”, se reparte entre las tres subzonas de la denominación: Rioja Alavesa (43), Rioja Oriental (10) y Rioja Alta (31).

En esta última, se hallan los viñedos de Marqués de Vargas donde se ha reconocido las características excepcionales de 3 parcelas del paraje de Pradolagar, que representan 11,36 hectáreas de viña, y que suponen más del 22% del total de la superficie del viñedo Marqués de Vargas.

En palabras de Don Pelayo de la Mata, Marqués de Vargas, “el reconocimiento de Viñedo Singular es un orgullo para nuestros vinos, donde las primeras vides en Hacienda Pradolagar se plantaron en el año 1840. La Denominación de Origen Calificada Rioja y los riojanos, podemos sentirnos tremendamente orgullosos por haber sido pioneros, una vez más, en la obtención de este reconocimiento que ensalza la excelencia histórica de nuestra tierra”.

Un reconocimiento que ha sido otorgado a los viñedos de Marqués de Vargas por las extraordinarias características de sus parcelas, lo diferencial de su proceso de producción, y el respeto por el tradicional proceso de vendimia manual.

En esas distinguidas parcelas se encuentran plantadas exclusivamente las variedades tintas tradicionales riojanas como Tempranillo, Mazuelo, Garnacha, Graciano y Maturana. Parcelas de las que provienen los icónicos vinos Marqués de Vargas Selección Privada y Hacienda Pradolagar.

Bodegas y Viñedos Marqués de Vargas aglutina un 7% de los viñedos singulares de la D.O.Ca. Rioja, y en la bodega ya se halla la añada de 2017, que ha sido la primera en recibir esa calificación, y de la que saldrán los primeros vinos etiquetados con el distintivo de “Viñedo Singular”.

Leer el artículo completo en la revista