Diego González comenzó a trabajar en ‘cocktail bars’ en 1997 en Londres, mientras estudiaba “Hospitality and Tourism Managment” en la West London University, concretamente en un bar en Dean St. (Soho) perteneciente al famoso chef Marco Pierre White, “Quo Vadis”.

Un año más tarde realizó la apertura del St. Martins Lane Hotel y comenzó a trabajar con algunos de los mejores barman del momento. Ellos fueron los impulsores por aquellos tiempos de la coctelería con fruta fresca y concretamente los “Martinis”. Procedían del “Met Bar” del Metropolitan Hotel en Park Lane, considerado como uno de los mejores bares de los 90. Enseguida se vio envuelto en competiciones a nivel nacional. Apareció en varios programas de TV en el Reino Unido, Irlanda y más tarde en España. Cuenta con numerosas publicaciones acerca de sus cócteles y de su vida profesional en ‘magazines’ dedicados al sector.

En el Light Bar creció de barman a ‘head bartender’ y más tarde realizó turnos de apoyo constantes como ‘assistant bar manager’. Necesitaba crecer y vio una oportunidad en el Cinnamon Club, celebre restaurante hindú. Allí dirigió como ‘bar manager’ a todo el equipo de los bares y reestructuró todo el departamento de bebidas, re-lanzando el bar del restaurante y teniendo un notable impacto en el incremento de ingresos y reducción de costes. Pronto le llegó la oportunidad de realizar la apertura de un club en Leicester Square, The Penthouse, de 3 plantas y 800 personas de capacidad, como ‘assistant bars manager’ y supervisando un equipo de 45 empleados.

Más tarde seguiría la línea de hoteles 5 estrellas y comenzaría a trabajar en el Sanderson Hotel como ‘assistant bars manager’ dirigiendo a un equipo de 37 empleados. Su vuelta a España llegaría en 2007 como ‘bar manager’ (‘general manager’ más tarde) de la franquicia cubana, La Floridita Bar & Restaurant. Seguiría después como ‘assistant general manager’ en Eccola. Tras año y medio, llevó a cabo la apertura de Blue Marlin Marina, en Ibiza como ‘operations manager’.

Tras una nueva aventura como ‘brand ambassador’ de Chivas Regal y Plymouth Gin durante tres años, le harían desembarcar en un gran proyecto como Tatel, Madrid. Un año y medio más tarde, en 2017 abrió las puertas de Baton Rouge (www.baton-rouge.es) en Sol. Finalmente su sueño de abrir su propia coctelería se hizo realidad y hace ya cuatro años que Baton Rouge se ha convertido en una de las coctelerías más emblemáticas de Madrid.

Entre sus distinciones, cabe destacar que fue nominado como Barman del Reino Unido en 2002 y que el bar donde trabajaba y lideraba en aquellos tiempos, el Light Bar, fue nominado como Mejor Bar de Londres en 2000 y 2002. Participante en numerosas competiciones, se alzó con el triunfo en España 2017 en la mayor competición de tequila a nivel mundial, “Patron Perfectionists”.

Disfruten las recetas con ‘whisky’ que les presenta.

Leer el artículo completo en la revista