España es líder mundial en el sector de conservas de pescado y mantiene su crecimiento en todos los canales gracias a su alta calidad, facilidad de consumo, constante innovación y adaptación a las demandas del consumidor

Los últimos datos de 2017 recogidos en conservas y preparaciones de pescado y marisco. Lo dice ANFACO-CECOPESCA, la asociación empresarial que vela por la defensa de los intereses sectoriales del clúster marino y alimentario. Y, atendiendo a los datos facilitados por este organismo, observamos un balance positivo y de continuo crecimiento de este sector. Una progresión sostenida de los últimos años con la que la industria ha impulsado su crecimiento, gracias a la internacionalización e innovación.

En 2018 la producción de conservas y semiconservas de pescado y marisco alcanzó las 353.356 toneladas, valoradas en más de 1.669 millones de euros. Estas cifras suponen un incremento de un 0,2% en volumen y de un 4,1% en valor con respecto al año anterior. Y el ‘ranking’ por volumen y valor lo continúan liderado los túnidos. Por una parte, los datos por volumen indican que el año pasado se alcanzaron las 224.078 toneladas, casi el 67,62% del total; seguido del grupo de las demás conservas, que incluye zamburiñas, huevas, algas o bacalao, entre otros (9,04%), conservas de sardinas (6,95%) y conservas de caballa (4,44%). Por otra parte, entre los datos por valor, las conservas de túnidos representaron el 59,43% del total de la producción de la industria, seguidos en importancia de las demás conservas (7,20%) y las conservas de mejillones (7,15%).

Juan Manuel Vieites Baptista de Sousa, secretario general de ANFACO-CECOPESCA, considera que “estos datos de producción, junto con el incremento del consumo en hogares de estos productos, han propiciado una buena base para que el tejido industrial de conservas de pescado y marisco continúe trabajando en sus objetivos de impulsar las exportaciones y de aportar valor añadido a sus productos”. Y esta buena sintonía tuvo su máxima expresión al alcanzar el año pasado un récord histórico en su evolución anual: 204.394 toneladas valoradas en más de 989 millones de euros, un incremento del 7% tanto en volumen como en valor, con respecto al año 2017.

La industria española de conservas de pescado y marisco es, en definitiva, un referente en variedad de preparaciones comercializadas tanto a nivel nacional como internacional. Y la conserva de atún no solo es el principal producto producido por dicha industria, sino también el más consumido y exportado. Tal y como reflejan los datos facilitados por la asociación, los túnidos en conserva representan el 59% del total en términos de volumen, y el 63% en términos de valor. Le siguen las sepias y calamares, que representan el 11% del total por volumen y el 8% por valor. La mayoría de las exportaciones que comercializa nuestro país se producen dentro de la Unión Europea, principalmente a Italia, Francia y Portugal. Del volumen total exportado, el 89% se dirige a los países de la UE, aunque estos productos se encuentran también en países de todo el mundo, entre los que destacan Estados Unidos y Marruecos como países extracomunitarios destino de las exportaciones de este sector.

Leer el artículo completo en la revista