La venta de productos alternativos vegetales españoles ha crecido mucho en los últimos años hasta convertir España en el cuarto mercado europeo. Además, se han incrementado las referencias incluyendo también alimentos que sustituyen incluso al pescado

Era una demanda de los clientes habituales en el consumo de estas alternativas vegetales: productos que no sólo sustituyeran a los derivados de la carne, como las salchichas, hamburguesas o ‘nuggets’ entre otros, sino también al pescado y sus asociados. Y se ha conseguido en un mercado, el de los productos alternativos, que no para de crecer tanto en su variedad como en la cantidad.

De hecho, según explican desde la organización ProVeg, en los dos últimos años se ha registrado un fenómeno claro y es “el aumento de las alternativas vegetales al pescado, una de las demandas que hacían los consumidores ya desde 2020 y que fue una de las principales recomendaciones que hicimos desde ProVeg al sector en nuestro informe sobre Consumidores de Alternativas Vegetales en España”, según explica su directora de comunicación, Verónica Larco.

Para la consultora Kantar, “la realidad de la leche y la carne y su reemplazo parcial por parte de alternativas vegetales es un reflejo de la gran competencia del mercado de la alimentación. Y no sólo por la disponibilidad de productos distintos que compiten por una ocasión de consumo determinada, sino también por la infinidad de combinaciones que pueden crear los hogares para adaptar recetas y elaborarlas a su gusto”.

Si nos fijamos en los números del sector, esta organización explica que “el mercado de las alternativas vegetales a la carne no ha parado de crecer en los últimos años y cada vez es más diverso y cubre cada vez más necesidades de los consumidores y las consumidoras tanto si hablamos de formatos como de sabores y texturas. Hoy en día podemos encontrar una amplísima gama de hamburguesas vegetales, tanto a base de verduras y legumbres como de las que imitan la textura y sabor de las hamburguesas de origen animal, por ejemplo, y también ocurre en otros derivados”.

Leer el artículo completo en la revista