Flipdish, plataforma de pedidos ‘on line’, presenta una guía con recomendaciones par la continuidad de los negocios de hostelería ante el COVID-19

Flipdish es la plataforma que utilizan más de 2.000 restaurantes y cafeterías en todo el mundo para gestionar sus pedidos ‘on line’.
Fundada en 2015 por los hermanos irlandeses Conor y James McCarthy, la firma, convertida en un referente de la hostelería en 14 países y con 50 colaboradores aproximadamente alrededor del mundo, señala que, para muchos restaurantes y cafeterías la única forma de garantizar la continuidad del negocio y minimizar el impacto económico que esta produciendo el COVID-19 será ofrecer servicios a domicilio, una de las pocas actividades que no está sujeta a restricciones. Además, detalla que en algunos establecimientos se calcula que los pedidos a domicilio se han incrementado en un 20%, desde que se decretó el estado de alarma, según sus datos.

Desde Flipdish hacen un llamamiento a los más de 2.000 restaurantes que confían en la plataforma en todo el mundo: “Vosotros sois muy importantes para aquellas personas que no saben, o no pueden cocinar. Vuestras técnicas de elaboración, conocimientos de manipulación de alimentos y nutrición, son esenciales para mantener a las personas bien alimentadas y con sus defensas reforzadas”. De hecho, Daniel Hernández, ‘country manager’ de Flipdish España detalla: “Queremos transmitir a todos los propietarios de restaurantes, cafeterías, casas de comida, caterings que pueden hacer mucho bien en su entorno a personas que no pueden cocinar o tienen la movilidad reducida para hacer la compra. Incluso gente que es más vulnerable y que no quiere exponerse a salir a la calle. Les ofrecemos nuestra plataforma y nuestra experiencia para facilitarles el tránsito del modelo de negocio y la digitalización de los procesos”.

Esta plataforma de pedidoson lineha elaborado una guía con recomendaciones para afrontar esta crisis ante la significativa demanda de información y la preocupación por la continuidad de negocio de estos establecimientos.

  1. Si se gestiona un servicio a domicilio diligente, se puede mantener el negocio al tiempo que se hace un bien social. Por supuesto, siempre elaborados y entregados con las máximas garantías de higiene y seguridad -mascarilla, guantes, envasados seguros, etc..
  2. Los expertos de Flipdish sugieren que se reduzca la diversidad de elección de los menús centrándose en unos pocos platos: los más populares, los más saludables, los que conlleven un sencillo y seguro almacenamiento y transporte, entre otros.
  3. Flipdish recomienda que los establecimientos sean muy activos en las redes sociales. Para dar a conocer el servicio, sugieren colocar un gran un cartel en la puerta o ventana del establecimiento, utilizar la mensajería de WhatsApp, mails o SMS, a los clientes conocidos y poner en marcha una campaña de publicidad ‘on line’ segmentando a las personas que se encuentran en su área de reparto.
  4. En todos los comunicados hay que explicar las medidas de higiene que están tomando, sus normas de higiene y métodos de descontaminación y desinfección de cada servicio.

 5. Dichas garantías deben mantenerse en toda la cadena, no solo en la elaboración y transporte, sino      también en el pago. Ofrecer entrega sin contacto y métodos de pago electrónicos. Más que nunca,        el pago a través de Internet es fundamental, tanto por la seguridad, como porque se garantiza el        servicio abonado antes de elaborarlo.