Bollinger y La Tasquita de Enfrente celebran San Isidro con un menú exclusivo.  El chef Juanjo López ha diseñado una serie de platos únicos que maridan a la perfección con tres referencias de ‘champagne’ Bollinger: Le Grande Année Blanc 2007, Special Cuvée y Rosé.

La Maison francesa Bollinger ha querido homenajear la fiesta madrileña de San Isidro con un menú exclusivo elaborado por Juanjo López, chef de La Tasquita de Enfrente. Para esta ocasión, se han seleccionado tres referencias de ‘champagne’ Bollinger: Le Grande Année Blanc 2007, Special Cuvée y Rosé, que maridan a la perfección con los diferentes platos creados por el chef.

El menú, elaborado en exclusiva para la bodega, consta de seis platos y de un postre inspirados en la cocina castiza, y puede degustarse con la referencia que se elija.

Se empieza con una sopa de ajo, unos buñuelos de cecina de vaca y la ensaladilla rusa, uno de los clásicos de La Tasquita de Enfrente, en esta ocasión coronada con caviar de trucha.

Se continúa con unos espárragos de la huerta preparados con su vinagreta, que casan perfectamente con el recuerdo a frutos rojos que desprende el ‘champagne’ Bollinger Rosé, a continuación la oreja, un plato que Juanjo López maneja a la perfección convirtiéndolo en un manjar para los paladares más exigentes. El pescado es el protagonista del siguiente plato: la cococha de merluza con tinta de calamar.

Para terminar, el menú propone uno de los platos más reconocidos del restaurante: los callos a la madrileña. Para estos platos tan potentes, Bollinger Le Grande Année es el complemento ideal gracias a su maduración en bodega y su textura, que lo convierten en el ‘champagne’ perfecto para acompañar comidas con sabores intensos.

El broche de oro a esta comida lo pone la falsa torrija, una versión del clásico dulce, pero en esta ocasión crujiente en su parte exterior, cremosa en su interior y con notas a canela.

El menú especial de San Isidro se podrá degustar en el restaurante madrileño La Tasquita de Enfrente del 11 al 26 de mayo, por un precio de 90 euros e incluye una copa de ‘champagne’ Bollinger.

Leer el artículo completo en la revista