Primer Día de Cosecha, Arbequino y Picual, son aceites procedentes de Pagos especialmente elegidos y seleccionados de su propia Finca. Un lanzamiento que coincide con la adhesión de la firma al Pacto Mundial de Naciones Unidas para un desarrollo sostenible y con la presentación de su primera Memoria de RSC

Castillo de Canena acaba de lanzar la edición limitada número XV de su icónico Primer Día de Cosecha, que estará presente en más de 50 países. 

Un producto muy esperado durante todo el año, que fue pionero en su categoría y que destaca entre los aceites de alta gama por su cuidado proceso de producción, aroma, sabor y calidad.

Conforme detalla Francisco Vañó, director general de la firma: “En Castillo de Canena llevamos produciendo desde 2003 zumos tempranos equilibrados y con un correcto balance. Para ello, es crítico el determinar con exactitud el momento exacto en el que se cosechan los distintos pagos que se han ido seleccionando a lo largo de los meses previos. Tan negativo es precipitarse como retardar la recolección. Con esta recolección temprana de las aceitunas, conseguimos unos aceites vírgenes extra más intensos, así como un aumento en la cantidad de compuestos fenólicos y en el porcentaje de ácido oleico que contienen”.

Para conseguirlo, en Castillo de Canena se utiliza la agricultura de precisión que permite determinar el día más idóneo para dar inicio a la cosecha de cada varietal con exactitud. Además, de forma científica y utilizando la tecnología más moderna, se comprueba -en tiempo real- la situación fisiológica de los olivos y sus diferentes necesidades durante todos los estados fenológicos.

Según ha indicado Francisco Vañó, “Primer Día de CosechaArbequino y Picual– son aceites procedentes de Pagos especialmente elegidos y seleccionados de nuestra Finca. “Cañada Luenga Centro” en el caso del Primer Día Picual y “Pago Los Girasoles”, en el Primer Día Arbequino”. Exactamente las mismas zonas de donde se obtuvieron el año pasado los Primeros Días de Cosecha 2019.

Como viene siendo costumbre en cada edición, una personalidad vinculada a la cultura, el arte, el deporte o las ciencias- y amante del aceite de oliva- diseña la etiqueta de sus singulares botellas color cereza. En esta ocasión, el piloto Carlos Sainz, Campeón del Mundo de Rallyes, ha creado la nueva etiqueta en la que ha querido plasmar cómo el trabajo duro y el sacrificio, conducen al éxito. “Siempre he creído en el espíritu de superación y en la importancia de la valentía. Sin duda alguna, el Primer Día de Cosecha es uno de ellos y supone un esfuerzo extraordinario”, que a su vez añade: “Como he dicho en muchas ocasiones a lo largo de mi vida, he tenido la suerte de poder dedicarme a lo que ha sido mi pasión, disfrutando en cada carrera. Esa misma pasión la he podido apreciar en la familia Vañó por sus olivares, buscando siempre la excelencia en sus premiados aceites de oliva virgen extra”.

“La trayectoria de Carlos Sainz está basada en la constancia, superación, trabajo y excelencia deportiva. Unas cualidades que coinciden con nuestra filosofía y saber hacer”, ha subrayado Rosa Vañó, directora de ‘marketing’ y comercial de Castillo de Canena.

Leer el artículo completo en la revista