Foto: Otazu Rosé Tempranillo, de Bodega Otazu

La añada 2020 del vino Otazu Rosé Tempranillo de esta bodega navarra está elaborada con uvas Tempranillo (100%) procedentes de las parcelas de la propiedad y se elabora mediante la técnica tradicional del sangrado de uvas tintas. Un vino con D.O. Navarra que representa a la perfección la dulzura y afecto de las madres ya que, además de por su color salmón de capa baja, vivo y brillante destaca por su frescura y por sus notas cítricas

Bodega Otazu, la bodega de D.O.P. Pago más septentrional de España, presenta la añada 2020 de su vino Otazu Rosé Tempranillo, un vino perfecto para celebrar el Día de la Madre, ya que representa a la perfección la dulzura y afecto de las madres; además de por su color salmón de capa baja, vivo y brillante destaca por su frescura y por sus notas cítricas.

Se trata de un vino 100% Tempranillo de D.O. Navarra. Este rosado se elabora con el tradicional método del sangrado, que permite respetar al máximo la calidad de la fruta y mantener la personalidad y singularidad de esta variedad. Tras una hora de maceración en frío del mosto con los hollejos, este adquiere su color rosa característico, momento en el que se procede a la técnica del sangrado de las uvas. A continuación, se realiza una clarificación del mosto por gravedad y se deja fermentar a temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable. Por último, reposa un mes sobre lías en depósito de acero, lo que le permite adquirir un volumen, untuosidad y carácter varietal único.

Otazu Rosé Tempranillo 2020 presenta un color salmón de capa baja vivo y brillante. En nariz, resulta fresco y afrutado con notas cítricas finales de piel de naranja. Este vino rosado de la bodega navarra tiene una boca ligera y supone la perfección para armonizar con ensaladas templadas y frías, arroces, pasta, quesos sin curar, vegetales a la plancha y embutidos. Su temperatura de servicio oscila entre lo 8 y 10 ºC.