Foto: Barceló Imperial Porto Cask

Con un doble envejecimiento, en barrica de roble americano y un acabado en barricas que han contenido Oporto Tawny durante 10 años, esta nueva referencia de la gama premium de la marca dominicana forma parte de la colección ‘Rare Blends’. Tres exclusivos productos de perfil muy marcado y envejecimiento en maderas de diferentes latitudes

Ron Barceló vuelve a poner de manifiesto su talante innovador. Ron Barceló Imperial acaba de presentar en el mercado español Porto Cask, un ron perteneciente a la colección ‘Rare Blends’. Una trilogía de altura, junto con Barceló Imperial Maple Cask y Barceló Imperial Mizunara Cask. Rones de perfiles muy marcados que reposan en maderas de diferentes latitudes concediendo aromas complejos y singulares. “Porto Cask tiene un acabado en barricas de Oporto que anteriormente han contenido Oporto Tawny 10, Maple Cask utiliza madera de arce y Mizunara Cask barricas japonesas”, detalla Eduardo Galíndez, maestro ronero de Ron Barceló.

Porto Cask es el resultado de una fusión única: el exquisito Ron Barceló Imperial y el reposo en barricas del prestigioso vino portugués. Se trata de un ron de producción limitada de doble envejecimiento, antes de su reposo en barricas de roble europeo que contuvieron vino de Oporto Tawny durante 10 años, ha envejecido en primer lugar en barricas de roble americano. El resultado es un ron respetuoso con los procesos exigidos por la Denominación de Origen de República Dominicana, pero con alma portuguesa ya que adquiere matices de color, aroma y sabor marcados por la peculiaridad de los vinos de Oporto.

A la vista, el líquido adquiere una tonalidad ámbar con reflejos rojizos, y una sedosidad en el paladar, que permite apreciar su carácter afrutado. En nariz predomina el higo, las cerezas y los frutos rojos; en boca, notas de ‘butterscotch’, y matices tostados que acompañan un final largo y persistente, característico de la gama Imperial.

“Barceló Imperial Porto Cask es dulce, sedoso y con notas muy particulares de ciruelas, pasas, melosas… Deja el perfil del ron y tiene ese sabor característico del vino de Oporto. Es lo que quiere el consumidor, un producto suave y sedoso. Se aconseja degustar este ron solo.”, menciona el maestro ronero de Ron Barceló.

Barceló Imperial Porto Cask se presenta en sociedad mediante una travesía por diferentes locales de España, partiendo de Madrid y Salamanca y recorriendo algunas de las ciudades con puerto más importantes de nuestro país: A Coruña, Barcelona, Bilbao, Gijón, Málaga y Valencia; haciendo así un guiño a la ciudad lusa de Oporto, enclave estratégico como puerto esencial de las rutas comerciales que desde hace siglos recorren el Atlántico. En estas ciudades, desde el 20 de marzo y durante un mes, se puede encontrar el primer ron de esta nueva colección, además de una propuesta de cóctel inspirada en el concepto ‘Rare Blends’ de Barceló Imperial.

“Los rones Barceló Imperial: Imperial Tradicional, Imperial Onyx e Imperial 40 Aniversario poseen 25 premios, el último se recibido recientemente: Barceló Imperial Premium Blend 40 Aniversario ha sido elegido como Mejor Ron de su Categoría y también el Mejor del Año”, por el prestigioso Instituto Spirits Business & Rum and Cachaça 2024”, comenta con satisfacción Eduardo Galíndez.

Eduardo Galíndez, maestro ronero de Ron Barceló. Fotografía copyright: “esto va enserio producciones cedidas a Barceló Imperial”

La calidad y la innovación de los rones Barceló da la vuelta al mundo. “Ron Barceló está presente en más de 90 países”, detalla el maestro ronero, y con él hablamos de los valores añadidos de la marca.

Usted dice que en Ron Barceló la calidad va un paso más allá.

“Cuando hablo de calidad englobo muchas cosas, a diferencia de la mayoría de las personas que ponen el foco en la calidad del líquido o del ‘packaging’. Para mí calidad significa también que nuestro personal esté altamente motivado y que haya un clima armonioso. En República Dominicana, Barceló es una de las primeras empresas en la que la gente quiere trabajar por el trato que hay.

A su vez incluyo, y es algo que está en nuestro ADN, el tema medioambiental y el entorno de la empresa, es decir, la parte social. Tenemos un código de sostenibilidad de Ron Barceló que hemos denominado RB 360 grados que se basa en dos cosas. Por un lado, en los objetivos de las Naciones Unidas 2030 y, por otro lado, en cuatro pilares: suelo, territorio, agua y aire. Aspectos en los que hemos trabajado muy detalladamente; y con mucha satisfacción digo que Ron Barceló es la primera empresa de ron del mundo carbono neutral desde 2016.

Asimismo, trabajamos también desde los campos de caña, porque hay una particularidad en Ron Barceló: su negocio está integrado verticalmente. ¿Qué significa esto? Que somos dueños de nuestros campos de caña, procesamos nuestra propia caña, la fermentamos, la destilamos, transformamos ese alcohol en ron. La mayoría de empresas de ron del mundo trabajan con materia prima de otras empresas.

Además, al controlar nuestros campos de caña, el tema del suelo con las erosiones y el uso de plaguicidas lo tenemos muy controlado, porque los efluentes que salen de la destilería, llamados vinaza, tienen muchos nutrientes, y los devolvemos a nuestros campos para fertilizar, usando lo menos posible abonos sintéticos. También señalo que parte de nuestros campos son orgánicos, y desde el año 2020 tenemos en el mercado un Ron Orgánico. No solo el líquido es orgánico, su ‘packaging’ es vegetal de caña y la serigrafía es tinta natural orgánica.

Respecto a la parte social, tenemos el indicador “territorio” e intervenimos en los poblados que están alrededor de nuestras fábricas. Además tenemos la Fundación Ron Barceló desde 2006 que participa en varios aspectos en el entorno: en la parte educativa, de salud y ambiental, incluso de infraestructura en alguna ocasión. De hecho, hemos ayudado a construir parte de algunas escuelas. También becamos a los alumnos más destacados de las escuelas para que terminen su bachillerato, e incluso también hemos becado a alumnos que deciden continuar sus estudios para que terminen su carrera universitaria. Y si han estudiado algo que tiene que ver con la industria como química, mecánica, etc., les damos la oportunidad de trabajar en la empresa.

Como te decía, calidad es tema social, medioambiental, de producto, además del compromiso de mejorar continuamente para dar un buen servicio al cliente. “Nosotros escuchamos a los clientes y tenemos siempre en cuenta sus observaciones”. Esto es una máxima de nuestro director general. Poseemos doce certificaciones de calidad, medioambiental, de trato social, de calidad del producto, de los procesos”, concluye Eduardo Galíndez, que lleva desde 2002 en la compañía.

Leer el artículo completo en la revista