Los vinos de Castilla-La Mancha han aumentado un 13% sus ingresos por exportación en 2017 consolidándose en el mercado internacional. Además de las Denominaciones de Origen típicas, la tendencia en alza reside ahora en las denominaciones de las pequeñas bodegas

Don Quijote conquistaba campos llenos de molinos y los vinos de Castilla-La Mancha, la tierra que fue escenario de sus locas aventuras, conquistan paladares. Según los datos del Observatorio Español del Mercado de Vino la región aumentó un 13% sus ingresos por exportación de vino durante los nueve primeros meses de 2017, hasta alcanzar los 878, 4 millones de litros, pese a que apenas se exportó un 1,1% más en litros. La buena marcha de los vinos envasados, unido al fuerte encarecimiento de los graneles, explican esta tendencia. También, aunque desde bases más pequeñas, no hay que dejar pasar el extraordinario año que registró el vino espumoso.

El vino tinto y el rosado se distancian como primeros vinos exportados con 450,6 millones de litros (+3,4%) y 278 millones de euros (+13,4%). Su precio medio subió un 9,6% hasta los 64 céntimos por litro. Por su parte, las exportaciones de vino blanco cayeron un 4,9% en volumen hasta los 387 millones de litros, pero crecieron un 8,3% en valor hasta los 166,2 millones de euros, a precios que suben un 14% hasta los 43 céntimos por litro. Los vinos envasados ganan cuota al crecer con un 6,7% en litros y un 13,9% en euros por un descenso del 6,3% en volumen para los graneles, que generaron sin embargo un 6,5% más de facturación.

Castilla-La Mancha aumentó el valor de sus exportaciones en 15 de sus 20 principales mercados, mientras que 11 crecieron en volumen. Francia fue uno de los principales protagonistas del crecimiento global en valor y se distancia como primer mercado con 147,4 millones de euros, el 25% de la facturación total. Después, le siguen países como Alemana, China, Italia, Reino Unido, Rusia o Portugal.

Las exportaciones de vino de Castilla-La Mancha y España siguen una tendencia similar. La comunidad autónoma aumentó sus ventas un 1,1% en volumen  y un 13% en valor acumulado a septiembre, mientras que el conjunto del vino español registró aumentos del 2,7% en volumen y del 7,5% en valor. Castilla-La Mancha representó el 51% del volumen y el 23% del valor total del vino exportado por nuestro país, que se situó en estos nueve meses en los 1.717,8 millones de litros y en los 2.029,5 millones de euros. La subida de precios de Castilla-La Mancha triplicó a la del conjunto de España (+12,3 frente a +4,2%), si bien sigue siendo muy inferior (54 céntimos por litros frente a 1,22 euros) por la mayor cuota de vino a granel y por unos precios inferiores a la media nacional en DOP.

Leer el artículo completo en la revista