El mobiliario exterior de este verano se centra en materiales más resistentes que puedan ser fácilmente desinfectados y modelos que puedan ampliar el aprovechamiento de la terraza

La situación provocada por el coronavirus ha convertido a las terrazas y a los espacios exteriores en la mejor salida para los negocios de la hostelería y restauración y en un espacio donde crear lugares seguros para la población. Por eso, este verano los muebles de exterior están cobrando más importancia que nunca ya no sólo por la necesidad de que sean fácilmente desinfectados, sino también porque se ha añadido otro tipo de mobiliario menos habitual a estos espacios como mamparas, separadores o parasoles que delimitan las zonas permitidas: “El mercado, en consonancia con la realidad que estamos viviendo, ha dado unos grandes cambios”, reconocen en Decoraimport Asia.

“El confinamiento por el estado de alarma sanitaria nos ha hecho más vulnerables y hay cierta conciencia por la importancia de los espacios al aire libre, públicos y privados, y cómo los habitamos”, explican desde Gandía Blasco, una de las empresas que ha visto cómo en las últimas semanas no sólo los locales de Horeca sino también las viviendas privadas han ido creando “nuevos hábitos de consumo de los muebles y de sus formas de uso”.

“En cuanto hablamos de habitar estos espacios pensamos en los muebles de exterior que los configuran y en este sentido la demanda se mantiene, aunque el sector se ha visto afectado por la crisis económica que comporta el estado de alarma”, añaden en la empresa valenciana.

Además, las limitaciones de aforo “en las áreas de restauración o áreas comunes de hoteles, han despertado un gran interés por renovar dicho mobiliario, ya que el cliente sigue queriendo diseño y calidad, pero ahora mismo lo que prima es ofrecer garantías de que es seguro disfrutarlo sin comprometer la salud de nadie”, aseguran desde Decoraimport Asia.

Como reconoce la empresa Ezpeleta, la nueva normalidad implica una “adaptación a la nueva realidad” y apuesta por el uso de materiales mucho más resistentes: “En los últimos años, hemos centrado nuestros esfuerzos en la utilización de materiales como el polipropileno y en el desarrollo de productos sostenibles, que ahora nos permiten ofrecer atractivas soluciones que garantizan la seguridad a los clientes”.

Leer el artículo completo en la revista