En la carta de su restaurante de San Pedro de Alcántara, el joven cocinero malagueño Pablo Castillo fusiona sus raíces andaluzas con la potencia de la cocina centroamericana, especialmente cubana, y la elegancia de la cocina asiática. Sus proveedores son los pequeños agricultores de la zona

En Savor Restaurante & Tapas, ubicado en San Pedro de Alcántara (Málaga), el joven chef Pablo Castillo lleva más de dos años poniendo al servicio de sus platos el conocimiento acumulado a lo largo de sus años de experiencia en cocinas asiáticas y tierras centroamericanas, especialmente en Cuba, donde ha llegado a ser chef ejecutivo de los mejores hoteles de la isla.

De su Málaga natal, el chef rescata los productos y recetas más tradicionales, dándoles un sorprendente toque de sabor y color como en el caso del ‘Salmorejo de fruta bomba (papaya) con jamón ibérico’, o las tapas ‘Niguiri-croqueta líquida de kimchi con tartar de ventresca de atún y guacamole de wasabi’ (Mejor Tapa de Málaga de 2017), ‘Pan con Tunaka’, un ‘Sashimi de lomo de atún en pan crujiente con pulpa de tomate, tomatito semiseco, sichimi togarachi y tomate deshidratado’ o el ‘Bienmesabe de atún de Almadraba’, que alcanzó el podio del Concurso de Cocineros Profesionales de Marbella en 2017.

Los pequeños productores de la zona le surten cada día con frutas y verduras ecológicas de Estepona, quesos de Coín, carnes de Casares y de la Sierra Crestellina, vinos de Ronda o pescados del puerto de Marbella, con los que Pablo Castillo plasma una carta breve que se completa con tres menús: Los Premiados de Savor (55Ä), Degusta Tapas (39Ä) y 2.0 (49Ä).

Una impresionante implosión de sabor, una carta de vinos muy bien seleccionados y el buen hacer en la sala le han asegurado a Savor hacerse un hueco en la atractiva oferta gastronómica de San Pedro de Alcántara, contribuyendo a la consolidación de la provincia de Málaga como una de las grandes referencias gastronómicas del país.

Leer el artículo completo en la revista