Si algo es importante también para un cocinero es sentirse cómodo con la maquinaria con la que trabaja. Es por ello, que la tendencia en la fabricación de equipos de cocinas profesionales gira en torno a facilitar la labor del profesional de Horeca, haciendo su trabajo más llevadero. Entre los requisitos que demandan los profesionales para sentirse cómodos con su cocina, Fagor Industrial resalta lo siguiente “los profesionales del sector se inclinan por máquinas cuyo diseño sea funcional para facilitar su uso y mantenimiento diario, que se adapte a sus necesidades y que cuente con altas prestaciones. Pero, además, hay que poner de relieve que la eficiencia energética cada vez está adquiriendo más relevancia, ya que les permite ahorrar costes. Asimismo, son muy apreciadas las mejoras tecnológicas que facilitan las tareas al personal, programando parte del trabajo y agilizando tiempos. Por su parte, desde Flores Valles resaltan como requisitos indispensables “que sean equipos robustos, duraderos, eficientes, con un consumo adecuado y fáciles de limpiar”. Una opinión que coincide con la de Comersa “los requisitos que deben cumplir las cocinas profesionales son diversos, y su importancia dependerá de la oferta gastronómica del establecimiento. Uno de los requisitos es la durabilidad, para lo cual se emplean materiales de alta resistencia a la erosión y a las variaciones de temperatura. Otros factores a tener en cuenta son la limpieza y el mantenimiento, puesto que estas tareas no deben suponer una pérdida de tiempo para el profesional. En Comersa, comercializamos maquinaria con fácil acceso a componentes y con esquinas redondeadas para facilitar estas labores. El espacio disponible también será un factor determinante a la hora de demandar unos productos u otros, puesto que configurará la distribución, como la cantidad de productos que puedan incluirse en una cocina”. Cooking Systems añade además que “las máquinas han de ser ante todo seguras, tanto en lo que se refiere a fiabilidad y rendimiento, como en lo que se refiere en ergonomía en su utilización. Lo importante es conocer las necesidades de los comensales que se quieren satisfacer, saber encajar el proyecto en los espacios disponibles y tener en cuenta la forma de trabajar que prefieren los chefs”.

Leer el artículo completo en la revista