El fenómeno ‘veggie’ da pasos de gigante también en España. Aumenta significativamente el número de personas veganas, vegetarianas y flexitarianas y el ‘boom’ traspasa los lindes de las grandes ciudades

Realmente resulta difícil pensar que la pandemia no haya vapuleado a algún sector productivo o que algún producto no se haya visto afectado en su consumo, en sus ventas. Pero así es. Los productos de origen vegetal denominados ‘plant-based’ escapan a esos vaivenes. Es más, su crecimiento es imparable a nivel global. El mundo tiende hacia las alternativas vegetales y España no iba a ser menos. De hecho, el aumento de la población ‘veggie’ en nuestro país es un hecho constatable y una tendencia alejada de la temporalidad. 

ProVeg España, la organización por la conciencia alimentaria, y VeganaGal, feria vegana y sostenible de Galicia, realizaron una encuesta en junio de este año a 2749 personas sobre los hábitos alimentarios de la población española flexitariana, vegetariana y vegana, que revela que los españoles están cambiando su alimentación por motivos de sostenibilidad y empatía animal. Se trata de la mayor encuesta sobre este segmento de la población de la historia. 

“Los datos resultantes de esta encuesta no solo ayudan a conocer en profundidad a la población veggie en España, sino que facilitan a los gobiernos y al sector privado a crear y dirigir mejor sus acciones para satisfacer las necesidades de este segmento cada vez más relevante de la población española y que está revolucionando el sistema alimentario”, señala Verónica Larco, directora de comunicación de ProVeg España.