Los licores de crema son los más dinámicos de la categoría de licores, registrando un crecimiento a doble dígito. La calidad, innovación y la amplia variedad de productos son palancas de ese crecimiento y motivo de diferenciación

Los momentos de relajación, de disfrute de una buena charla acompañados de sabores melosos, dulces y aterciopelados que envuelven el paladar forman parte de nuestras costumbres. 

Hoy en día, el ‘target’ y pefiles de consumidores son muy variopintos y adaptarse a los gustos, casi de un modo ‘ad hoc’, de todos los colectivos es una de las exigencias del mercado. Un mercado en el que se demanda calidad, innovación y diferenciación. Y es aquí, en el terreno de la distinción, donde la novedad y la variedad se imponen.

Los licores de crema no son ajenos a ello; de hecho, están siendo los más dinámicos dentro de la categoría de licores, con una evolución en dobles dígitos en el canal Libreservicio y del 8% en volumen en el canal Hostelería, conforme detalla Marta Vázquez Martínez de Miguel, ‘consultant’ de Nielsen.

“La categoría de cremas está creciendo a doble digito, y nos encontramos con la realidad de que cada vez existen más variedad de marcas, que en muchos casos se trata de marcas regionales. A día de hoy, la premiumización de la categoría es un hecho al que se van sumando cada vez más actores, y que comunican a través de la renovación del ‘packaging’. El consumidor pide cada vez más calidad a la hora de consumir un licor. Es un hecho que el número de marcas en esta categoría es muy alto además de seguir una tendencia creciente, por lo cual, la diferenciación e innovación en el producto es fundamental”, afirman desde la compañía Pernod Ricard.

Esa variedad y resalte del ‘packaging’, como puntos fuertes de la categoría, también la ponen de manifiesto desde la empresa Luis Caballero afirmando que “gracias al trabajo de las diferentes empresas se ofrece una mayor amplitud de licores para poder llegar a un mayor ‘target’. Sobre todo las mujeres buscan ese momento de disfrute de después de la comida más que el grado alcohólico, en esta línea es donde nosotros estamos trabajando y hemos incorporado la Crema de Cazalla o la novedad de Licor de Té Verde en Bruja Bella. Además, el lanzamiento de nuevas referencias hace que se desarrollen ‘packagings’ más divertidos y a la vez empujan a las marcas y referencias ya existentes a adaptarse a las nuevas tendencias”.

Tendencias que, a su vez, y en cuanto al modo de elaboración se refieren perfilan diversas líneas. “Nos encontramos con una tendencia de elaboración ‘craft’, que está potenciada por la aparición de cremas cada vez más regionales fundamentadas en productos procedentes de la zona, como es por ejemplo el licor crema de arroz en Levante”, detalla Pernod Ricard.

“Actualmente las cremas que pujan más fuerte son las cremas de tequila y sus variantes como cremas de Tequila con fresas. Por lo tanto, el ‘whisky’ deja paso a otros destilados base”, señala la empresa Teichenné.

Por su parte, la empresa Luis Caballero menciona: “Estamos observando un fuerte incremento de productos con base anís para la sobremesa y para la noche, así como la introducción de licores de ‘whisky’ o ron con picante, cada vez mas demandados”.

Leer el artículo completo en la revista