Armonía, paz, equilibrio, salubridad, bienestar, positivismo, sostenibilidad, decoración bajo los principios del arte oriental de origen chino, Feng Shui, para brindar una energía positiva a la clientela y, por supuesto, una cocina casera, natural donde la mayoría de los productos son de producción ecológica. “Trabajamos en la línea de intentar conseguir que la mayoría de nuestros productos acaben siendo ecológicos en nuestra oferta”, puntualiza Maravi Casal, propietaria en exclusiva de Sésamo Bakery Shop & Lounge, un nuevo local en la localidad gallega de Vigo que ha abierto sus puertas hace un par de meses, el 13 de diciembre de 2013, con una filosofía que mucho tiene que ver con el libre albedrío de su creadora. Una forma personal de sentir y vivir que se lleva al terreno laboral, haciéndose extensiva a su vez a las propuestas gastronómicas que ofrecen en el local. Un establecimiento que no por casualidad lleva el nombre de Sésamo Bakery Shop & Lounge, como explica Maravi, una apasionada de la repostería. “En el Reino Unido, los Bakery Shop son lugares muy agradables donde se puede tomar café, comer algo saludable y donde normalmente se hace repostería casera. Un compendio de lo que es mi local que adopta el nombre de Sésamo porque se trata de una semilla que tiene muchas propiedades saludables, y yo quería un nombre que de alguna manera indicase algo natural. Desde hace unos años estoy estudiando Naturopatía y me estoy especializando en nutrición natural, y me pareció muy bonita la idea de combinarlo todo, es decir, ambiente acogedor para que la clientela se sienta como en su casa, cocina natural con productos ecológicos o sostenibles como es el caso del café illy con el que contamos. Además es como tener un trocito de Bournemouth en mi vida, un pueblo del sur de Inglaterra en el que pasé los veranos durante más de ocho años”, afirma.
Maravi es natural de Vigo aunque reside en una localidad cercana rodeada de verde y agua. “Estos dos elementos son parte de mi vida, que intento llevarla de la forma más natural posible, principio que traslado sobre todo a la alimentación por ser fundamental”, señala.
La programación de los menús en el local corre a cargo de su alma máter. “Me encargo de que las propuestas tengan un equilibrio nutricional. Una cocina que se hace con mucho amor. Una persona del equipo, con amplia experiencia sobretodo en restauración vegetariana, se ocupa de la cocina natural, y la repostería natural la realiza un chica francesa”, comenta Maravi Casal.

Leer el artículo completo en la revista