Saludable, beneficioso. Éstos son seguramente los conceptos que más ligan en nuestra mente cuando se habla del té y de las infusiones. Al disfrutar de un buen té, o de una infusión de calidad, no sólo se experimenta el placer de saborear algo delicioso, sino que nace inconscientemente en el pensamiento de quien lo toma una sensación de estar aportando algo beneficioso al organismo.
La verdad es que productos clásicos e innovadores están obteniendo buena respuesta en el mercado de tés e infusiones actualmente, como así explican desde Nielsen: “en la actualidad el mercado de tés e infusiones dentro del canal de Alimentación, aunque se ha visto frenado ligeramente su crecimiento, sigue aumentando con tasas del 3% en valor y del 2% en volumen”, en palabras de Noelia Crespillo, experta de Nielsen en Alimentación. Además, desde la consultora se argumenta que este continuo crecimiento se debe también a segmentos que dinamizan el mercado como el de los funcionales y el del té debido a su gran cantidad de variedades diferentes.
Es significativo también para la experta de Nielsen el auge de estos productos en formato de cápsulas, que aunque reconoce no ser aún nada comparable con los de sobra conocidos filtros estándar, así como también con los innovadores sobres con forma piramidal, representan ya un considerable 3% sobre el valor total.
Por otro lado, y desglosando los datos facilitados por IRIworldwide se puede observar que la manzanilla sigue siendo la reina de las infusiones en el canal de Alimentación, como se desprende de su estudio de 52 semanas hasta finales de noviembre de 2013, con cerca de 19 millones de euros en ventas y un porcentaje del 23,3% sobre un total de 81.552.040€. Lo que es una cantidad más que destacable, sobretodo en comparación con el poleo menta y la tila, la segunda y la tercera infusión respectivamente más consumidas en este canal con más de 6 millones de euros en ventas y representando un 8,2 y 8% sobre el total.

 

 

Leer el artículo completo en la revista