La prestigiosa fábrica de confitería Tugues ha vuelto a elegir a Pink Lady® por la delicadeza, la versatilidad y la calidad ultra Premium de sus manzanas para lanzar un turrón único, que dará a la mesa de Navidad un toque diferente y muy original

Tugues, prestigiosa confitería familiar con sede en Lleida y perteneciente a la Asociación Internacional de Reposteros Relais Dessert, ha vuelto a elegir a Pink Lady®, la marca líder en manzanas a nivel europeo, para crear un turrón único. Una segunda colaboración que surge tras la buena acogida que tuvieron entre el público los bombones de manzana Pink Lady®.

El artífice del turrón ha sido Jordi Tugues, reconocido repostero que representa la segunda generación de este negocio fundado en 1967. Una empresa que ha basado su longevidad y éxito en una apuesta por la innovación y el uso de materias primas de primera calidad: desde el chocolate y las harinas más Premium, hasta azúcares, leche y huevos ecológicos. Este empleo de productos de alta gama es lo que le ha llevado a unirse de nuevo con Pink Lady®, una manzana que destaca por su delicadeza, versatilidad y ultra calidad, cualidades que consiguen los 52 pequeños productores españoles tras elegir a mano cada una de las manzanas que surgen del cruce de las variedades Golden Delicius y Lady Williams.

El carácter Premium y la singularidad de los ingredientes han hecho posible la elaboración de un dulce diferente que equilibra a la perfección jugosidad y dureza. La primera la aporta la pasta de manzana Pink Lady®, envuelta con un cremoso praliné de almendra, que contrasta con el crujiente envoltorio final de chocolate blanco. La tableta de turrón está pintada a mano con un aerógrafo y reproduce el característico color rosa de las manzanas.

Por su color característico, su textura crujiente y su sabor inimitable, Pink Lady® se ha convertido en una variedad única que ha sido fuente de inspiración para chefs como Jordi Roca, quien diseñó el primer helado de manzana Pink Lady®, ‘bartenders’ como Diego Cabrera e incluso diseñadores de moda como Agatha Ruiz de la Prada.

 

 

Leer el artículo completo en la revista