La enseña, después de tres años como uno de los líderes en el sector de la comida saludable en España, anuncia su gran y renovada proyección empresarial, incorporando como socios al fondo RBU, la renovación de su imagen como una marca salvaje, atrevida y aventurera, surgida de la selva; y presenta sus nuevos platos. Además, prevé llegar a todo el territorio nacional mediante la apertura de establecimientos propios y franquiciados que sumarán unos 40 nuevos locales

Revolucionó el concepto del ‘fast food’, “asentando en la mente del consumidor que es posible el concepto de comida rápida saludable”, como afirman desde Tasty Poke Bar (www.tastypokebar.com). Una enseña,  “pionera en nuestro país en ofrecer pokebowls”-como señalan-, que navega viento en popa a toda vela con una facturación de 7,5 millones de euros en el pasado 2020 y 10 nuevas aperturas hasta alcanzar los 25 restaurantes, superando los objetivos establecidos para un año tan difícil marcado por la pandemia provocada por la Covid-19. Además, todas esas nuevas aperturas han supuesto la ampliación de la plantilla de su red a más de 180 empleados.  

Pero, esto no lo es todo. Tasty Poke Bar, fundado por tres jóvenes madrileños Jaime Farto y los hermanos David y Gema Salvador, anuncia una nueva etapa de gran proyección empresarial incorporando como socios al fondo RBU, fundado por Pablo Nuño, Ángel Terrés, y José Antonio del Castillo. Estas tres incorporaciones, que están desarrollando la dirección de Manolo Bakes, buscan replicar el modelo de éxito de esta firma en Tasty Poke Bar, mejorando el servicio y la atención al cliente, además de potenciar y optimizar su red de franquiciados, auténtico pilar de la marca, que entre todos han conseguido auparla a la cima del modelo de comida saludable. Asimismo, al proyecto se suma el futbolista español Álvaro Morata y socio de Manolo Bakes, quien atraerá presencia de nuevas caras conocidas que se añadirán próximamente al proyecto.

Con la aportación de los nuevos socios, en la que se incorporarán profesionales con experiencia contrastada, tienen como objetivo prioritario consolidar las diferentes áreas de actuación, combinando los cuatro elementos clave del ‘Retail’. Centrados en ofrecer siempre el producto de la mejor calidad, en seguir afianzando a sus embajadores de marca, en potenciar la financiación para la apertura de más locales propios y en consolidar un equipo humano altamente cualificado y con gran experiencia en el sector de la restauración. Esto vendrá de la mano de un gran aumento de las ventas a través de los canales de ‘delivery’ y ‘take away’, que se han convertido en el último año en el motor principal del negocio.

A su vez, Tasty Poke Bar comunica sus estrategias de crecimiento previendo llegar a toda España en los próximos tres años mediante la apertura de establecimientos propios y franquiciados, a un ritmo de 10 a 12 al año. Una proyección que irá en consonancia con su expansión internacional en Italia y Brasil, donde la marca goza ya de un reconocimiento contrastado, que permite ser optimistas al marcar como objetivo seguir el mismo ritmo de aperturas bajo las mismas fórmulas, lo que significaría abanderar definitivamente el modelo de comida “poke” internacionalmente.

Además, la enseña ha renovado completamente su imagen, buscando posicionarse como una marca salvaje, atrevida y aventurera, surgida de la selva, como una forma de plasmar los atractivos de la cadena y el arrojo que derrocha para seguir en su empeño por desarrollarse y prosperar, pese a las adversas circunstancias sanitarias y económicas mundiales causadas por la pandemia. 

Leer el artículo completo en la revista