Negrini sugiere un menú navideño típico italiano y propone diversos productos de su catálogo para prepararlo. Además, presenta un amplio surtido de productos con trufa acorde a las tendencias del mercado, y una serie de vinos como anfitriones de esas ‘delicatessen’

De excelsas materias primas, de autenticidad, de tradición que se conjuga con la vanguardia a las mil maravillas, así como de pluralidad de productos que avivan la fantasía de los chefs profesionales y ‘amateur’ y que hacen las delicias de los comensales, se compone el extenso y dinámico catálogo de Negrini. Importadora y distribuidora en el mercado español de productos ‘enogastronómicos’ italianos de alta gama.

Una amplia variedad para todos los gustos y para cualquier ocasión es lo que trae a las
mesas esta empresa, siempre atenta a las tendencias del mercado y pionera en presentación de productos novedosos en el mismo.

Fiel a ese carácter genuino de sabores de la tradición italiana y con productos que se integran a la perfección también en las cocinas españolas, para las fechas festivas que se avecinan, Negrini propone una idea de menú para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad con raíces boloñesas, tierra natal de Nicoletta Negrini, ‘alma mater’ de su homónima compañía.

NAVIDAD EN LA MESA CON NEGRINI

Degustar pescados y mariscos la noche del 24 de diciembre es costumbre también en esa región italiana de Emilia Romagna, para dar paso al día de Navidad con un menú compuesto por un ‘antipasto misto’ (entrantes variados) que suelen ser tablas de embutidos, quesos y algunas verduras. Cabe decir, que para realizar las tablas de embutidos encontrarán verdaderas ‘delicatessen’ entre la extensa oferta de productos de fabricación propia elaborados en la fábrica familiar de Renazzo, como por ejemplo una ‘mortadella classica’ elaborada con los cortes nobles de un cerdo blanco especial criado en la Pianura Padana, el más caro del mundo, del que se utiliza la paleta del cerdo para la parte rosa y el ‘guanciale’ (papada) para los cubitos blancos.

A esos entrantes le seguirán unos ‘tortellini in brodo’ (con caldo). Estos se suelen preparar una semana antes de Navidad porque se trata de un procedimiento totalmente artesanal y largo, que requiere de muchas manos para la elaboración de los ‘tortellini’. El día de Navidad se cocinan en el caldo de carne y se sirven como si fuera una sopa, con la ralladura de Parmigiano Reggiano por encima según el gusto de cada uno.  (“Cuanto más pequeño sea el ‘tortellino’ mejor estará el plato”, afirman).

Posteriormente, como segundo plato se presenta a la mesa el llamado ‘bollito misto’, que es la carne que se utiliza para preparar el caldo en el cual se cuecen los ‘tortellini’. Generalmente se suele realizar con carne de capón o gallina, de buey y verduras. Pero, también se pueden degustar otros platos típicos como es el ‘cotechino’, una especie de salchichón de carne de cerdo con especias, o el ‘zampone’, que es la pata entera del cerdo. Ambos se deben cocinar hirviéndolos en agua dentro de su propia bolsa y calentándolos con un poco de caldo antes de servir para que cojan más sabor.

Asimismo, también es ideal el ‘stinco’, un codillo de cerdo,  que también se debe hervir en agua dentro de su propia bolsa pudiéndose después introducir en el horno para que sea más crujiente por fuera. A su vez, Negrini propone el producto ‘salama da sugo’, un embutido de carne de cerdo típico de la zona de Ferrara, que lleva especias (nuez moscada y clavos) además de vino tinto que le confiere un color rojizo y un fuerte sabor, el cual presenta el mismo procedimiento de cocción.

Leer el artículo completo en la revista