Bajo el paraguas de AC Hotels by Marriot, el hotel Santo Mauro ha vuelto a levantar el telón convertido en el primer ‘luxury collection’ de la marca en Madrid. La reforma llevada a cabo sumerge al huésped en la historia del establecimiento, pero viviendo el siglo XXI, aunque de un modo pausado, dispensándole la más exquisita atención para el disfrute de inolvidables experiencias

Un hotel con alma, historia y personalidad. De mirada retrospectiva, que se proyecta al futuro abrazando también la innovación. Eso es Santo Mauro, que reabre sus puertas convertido en el primer hotel ‘luxury collection’ de la mano de AC Hotels by Marriot en la capital española.    

Con un espectacular traje aristocrático, el hotel viste por dentro y por fuera un bello palacio, proyectado por el arquitecto Juan Bautista Lázaro de Diego, que fue residencia del Duque de Santo Mauro y su familia, excepto durante un breve periodo de la Guerra Civil en el que fue confiscado. Gestado en el siglo XIX y alumbrado en los albores del siglo XX, este palacio ubicado en pleno barrio de Chamberí (C/ Zurbano, 36), ha vivido diferentes destinos. Con la familia ducal como propietaria y administradora, se destinó a labores diplomáticas como embajada de Rumanía, Canadá y Filipinas, sucesivamente. En 1989 fue rehabilitado, aunque conservando su diseño interior original y detalles únicos como la escalera modernista en el vestíbulo de entrada, el pequeño óvalo del patio, la antigua capilla y la biblioteca del duque. Nueve años más tarde, se unió al vecino palacete del Conde de las Estradas para convertirse en el actual Hotel Santo Mauro, referente no sólo del confort, el lujo y la hospitalidad más tradicional en una de las zonas más exclusivas de Madrid, sino de una forma de hacer hostelería de un modo artesano y pausado. Porque eso es lo que ofrece el hotel: la vida plena del siglo XIX con la calma, el relax y la quietud de antaño.

Leer el artículo completo en la revista