trois-rivieres

Trois Rivières se ha convertido en una de las marcas imprescindibles de ron agrícola AOC Martinique, distribuida en los bares más prestigiosos del mundo. Productos elaborados por la Casa Trois Rivières, fundada en el siglo XVII, que en el mercado español son comercializados por la empresa Elivisa

Actualmente, el consumidor demanda productos con algo que contar. La historia se hace imprescindible y a la calidad no se renuncia. Además, la versatilidad es bienvenida en aras de disfrutar de experiencias diferentes.

Ante este marco, la casa Trois Rivières, (www.plantationtroisrivieres.com), fundada en 1660, se pinta sola creando unos rones que están a la altura de las tendencias del mercado, cumpliendo las expectativas de los paladares de hoy en día. Los 358 años de existencia de la destilería lo dicen todo. Un ‘savoir faire’ que no solo encarna tradición, sino también una filosofía de vida que combina el buen hacer y la búsqueda de la excelencia con las exigencias del estilo y de la buena vida.

La casa Trois Rivières se halla enclavada en el extremo sur de la isla Martinica, una isla del Caribe francés situada entre las islas Dominicas y Santa Lucía, cuya plantación refleja la tranquilidad característica del Caribe, simbolizada por sus colores emblemáticos como son el turquesa y el amarillo.

De corazón caribeño y personalidad marina, a lo largo de los años, Trois Rivières se ha convertido en una de las marcas imprescindibles de ron agrícola AOC Martinique, distribuida en los bares más prestigiosos del mundo entero. Productos que en el mercado español son comercializados por Elivisa (www.elivisa.es).

El ron tradicional agrícola se elabora a partir de zumo 100% de caña de azúcar, a diferencia del ron tradicional de azucarera, elaborado a partir de un subproducto de la industria azucarera: la melaza.

Las cañas de azúcar Trois Rivières se cultivan en las plantaciones de la propia destilería en el sur de la isla y se seleccionan con cuidado en función de su contenido de azúcar.
Primero se desmenuza y enseguida se lleva a sus molinos. El zumo de caña extraído se recolecta, se filtra y se traslada a las cubas de fermentación. Bajo la acción de las levaduras seleccionadas, el azúcar contenido en el zumo de caña se transforma en 24 horas en vino de caña con un contenido alcohólico de 4 a 5 % vol.

Destilado en una columna de cobre Trois Rivières, el vino de caña se introduce desde la parte superior, bajando de plato en plato calentándose cuando entra en contacto con el vapor. Los vapores del alcohol se recuperan y se enfrían. El ron blanco Trois Rivières que sale de la columna de destilación presenta un contenido alcohólico entre 65 y 75% vol. y será reducido enseguida. Con una sola destilación continua, sus rones blancos son famosos por su frescura y su concentración de aromas afrutados, pero la marca del Molino es especialmente reconocida por la calidad de sus rones añejos y sus añadas particulares con sabores a especias y frutos secos, conservados en la quietud de la bodega de la casa durante decenas de años.

Leer el artículo completo en la revista