El templo del arroz y de los productos del mar en la ciudad de Valencia, que ofrecerá clases por las tardes

Emoción es el sentimiento que infunde el restaurante Lavoe Arroz y Mar. Todo en él se ha construido con una gran pasión, un amor que se degusta en sus platos y que se respira en el ambiente. Una propuesta muy personal de Toni Boix, su autor, junto con su madre.

Un producto básico en la dieta mediterránea como es el arroz ha sido desde siempre la niña bonita de Toni. Más aún. Algo que “lleva en sus genes”, tal y como él mismo manifiesta durante nuestra agradable charla. Un producto, que ha hecho que su vehemencia en el paladar se tradujera en el hilo conductor de su actividad profesional.

Su entusiasmo por este cereal le condujo hasta Ibiza durante tres años llevando a esta isla pitiusa su arte en la preparación de suculentos arroces en villas y barcos exclusivos.

Pero, un buen día, un amigo suyo le dio la idea de montar un restaurante en su tierra natal, Valencia. Un comentario que cuajó en el ánimo de Toni Boix y que, tras el lógico periodo de gestación, en el mes de mayo de 2017 abría las puertas de su restaurante Lavoe Arroz y Mar en pleno centro de la ciudad del Turia. Así, en el número 4 del Carrer de la Creu Nova, en la cristalera de un bonito local se podía leer: Lavoe Arroz y Mar.

En él, Toni Boix había depositado todo su sentimiento. A comenzar por el propio nombre del establecimiento recordando la música de un cantante, compositor y productor musical puertorriqueño ya fallecido, conocido como Héctor Lavoe, la cual le ha conmovido muchas veces, como menciona. 

Bonito, elegante y atento al cuidado del más mínimo detalle, el restaurante Lavoe, se disponía a ofrecer al comensal el ‘hobby’ de su creador: exquisitas propuestas arroceras y productos del mar.

El restaurante propone unos entrantes que van cambiando a diario y que “en un 90% son de producto de mar. Siempre tengo algún salazón y alguna propuesta de concha como mejillones, berberechos, etc. Y, a veces, tengo otras propuestas como un tomate valenciano o una ‘burrata’ italiana, por ejemplo”.

En materia de arroces realizan diferentes tipos que a su vez van cambiando, excepto algunos que siempre están presentes en el local. Entre esa oferta, les señalamos la paella valenciana, un arroz de marisco pelado y alcachofas, arroz al horno, arroz de verduras, arroz con gamba rayada, fideuá con chipirón y ajos tiernos, arroz meloso de cocochas, gambitas y alcachofas, arroz de cocido, “que es uno de los platos estrella y que siempre tenemos, e incluso un arroz de bogavante o de langosta, que son por encargo.

En fin, ofrezco todo tipo de arroces, secos, melosos y caldosos, pero hay más inclinación por los secos. De hecho, donde se ve la maestría es en un plato de arroz seco”, detalla Toni Boix.

Para la realización de los arroces, Toni se avala de la variedad ‘bahía senia’, “que cuece mucho mejor y coge más el sabor del caldo” -menciona-, y además utiliza productos de proveedores locales como ingredientes de los mismos.

 

Leer el artículo completo en la revista