El chef Dani García ofrece en su local Dani García Restaurante, tres Estrellas Michelin, un menú llamado “Madre”. Este menú degustación, que recrea su punto de partida, su evolución y su tierra andaluza, pone fin a su trayectoria culinaria en este local y anuncia el principio de una nueva etapa

  1. Evolución. He ahí, el devenir de la vida y sus leyes naturales. Etapas que se suceden y dan paso a otras. Caminar sin límites, sin ataduras, sin fronteras. Pero, eso sí, el ritmo de los pasos lo marca su origen, la esencia de su propia tierra natal, que tanto le gusta cocinar y darla a conocer al mundo. Y es que un paraíso de color, aroma y sabor como es Andalucía, bien merece ser exhibido por sus cuatro costados. Pensar en local y cocinar en global es una de las premisas del chef Dani García, que ejecuta platos con el sabor como eje central, con excelsa materia prima y con la técnica más vanguardista en virtud de la tradición. 
  2. Este renombrado cocinero marbellí, de talla internacional, que comenzó su formación en la Escuela de Hostelería malagueña La Cónsula, hace unos meses anunció su decisión de cerrar las puertas el próximo otoño de su homónimo local, Dani García Restaurante que cuenta, nada más y nada menos, que con tres Estrellas Michelin. Pero, antes de tocar a su fin y seguir sorprendiendo con nuevos proyectos, el chef desea rendir homenaje a sus raíces y al territorio del que procede brindando unas creaciones culinarias recogidas en un menú llamado “Madre”. 
  3. “Este menú representa lo que fui y lo que soy, pero también representa lo que quiero ser mañana. Cuando me preguntaba a mí mismo como quería que fuera este último menú de Dani García Restaurante hay una palabra que me rondaba todo el tiempo en la cabeza: Madre. Porque para mí, madre es sin duda quien me inspiró y despertó en mí el amor por la cocina de siempre, sin pretensiones. Madre es también mi tierra, Andalucía, que tantas veces he homenajeado, fundido y abanderado a través de mis platos, menciona Dani García”
  4. Este menú recorre la trayectoria profesional de dos décadas del chef a través de sus platos más legendarios, creativos y personales. Entre ellos, destacan platos tan simbólicos como los encurtidos nitro, la anchoa con trufa, el gazpacho de pimiento verde y almejas, su icónico tomate nitro, el ajoblanco malagueño con cabello de ángel, la lengua, puchero y caviar y una reinterpretación de la también icónica hamburguesa BIBO que Dani García comercializó para McDonald’s en 2015. 
  5. En el restaurante se servirá exclusivamente el menú degustación confeccionado para entender de principio a fin la trayectoria del chef y su evolución detrás de los fogones. Además, la bodega podrá acompañar al menú mediante tres maridajes diseñados para disfrutar de una manera muy completa de esta irrepetible experiencia tres estrellas Michelin.
Leer el artículo completo en la revista