Nacida para ser un ‘gourmet food’ de servicio rápido, la enseña propone una oferta diseñada para llevar basada en sándwiches italianos de la región de Puglia elaborados con un pan fino de masa madre y los mejores ingredientes. Con 5 locales y dos en construcción en Madrid, pretende consolidarse en la capital para después expandirse

Alta gastronomía en formato sándwich. Eso es PUCCIAS. Una enseña de restauración que llegó a la capital española pisando fuerte, con una idea rompedora y disruptiva que eleva el servicio de comida rápida a un concepto ‘gourmet’ teniendo como pilares estructurales la calidad, la frescura de sus ingredientes, la salubridad de los mismos, la artesanía y, por supuesto, la rapidez.   

Una auténtica y única ‘sandwichería delicatessen’, que deleita a los paladares, sale al encuentro de las demandas del consumidor de hoy en día y que crece sin parar -aun con pandemia de por medio- en este poco tiempo de vida, ya que el cartel de abierto lo colgó hace un par de años en su primer local en el barrio de Chueca, y actualmente cuenta ya con cinco establecimientos abiertos y otros dos en fase de construcción, los cuales verán la luz próximamente, tal y como señala Luis Felipe Rego, fundador del concepto junto con otros dos socios.

De origen mexicano, estos creadores atisbaron un nicho de mercado en la ciudad que ha resultado ser muy certero. “Cuando llegué a España en el año  2015 me di cuenta que faltaba el servicio de comida para llevar, y así fue como creamos este espacio de comida saludable y rápida”, manifiesta Rego. Y cubrieron ese hueco con una acertada propuesta que ha enamorado a oriundos del lugar, que brindan a la enseña absoluta fidelidad, así como a turistas de la hermosa Madrid, que de su estancia en la ciudad también quieren llevarse como recuerdo esos sabores que ofrece cada ‘puccia’ que degustan, como señala Luis Felipe Rego con su elocuente testimonio. “Entre el 80%-90% de los clientes repiten y tenemos ‘reviews’ de turistas que comentan que todos los días que estuvieron en Madrid comieron en Puccias”.

Leer el artículo completo en la revista