En el extenso catálogo de Negrini encontrarán también exquisitos productos con los que agasajar a los invitados en las próximas fiestas navideñas. Igualmente, esa pluralidad de referencias es fuente de inspiración para los profesionales de la hostelería 

Se acercan las fiestas más entrañables del año, las Navidades. Aún más si cabe en este periodo, las familias y amigos se reúnen en torno a la mesa, al igual que los profesionales hosteleros crean y preparan sus menús para deleitar a la clientela, en los que no pueden faltar productos típicos de estas fechas. 

Precisamente, para la realización de esas recetas la empresa Negrini, importadora y distribuidora de productos enogastronómicos italianos de alta gama en la península ibérica, también tiene mucho que decir. Y es que, tanto los consumidores en general como los chefs y demás profesionales del mundo de la restauración y hostelería encontrarán en el extenso catálogo de Negrini infinidad de productos que, de seguro, les ayudarán a idear suculentos platos.  

De entre las más de 1.300 referencias, distinguidas por la calidad, que componen su catálogo, les presentamos para las celebraciones navideñas una serie de productos típicos. Por ejemplo, para platos principales de carne y de la propia marca Negrini, elaborados en la fábrica familiar de Renazzo, en las proximidades de Bolonia, en la región italiana de Emilia Romagna, les mostramos diversas alternativas. Comencemos con el ‘Cotechino’, una especie de salchichón con carne de cerdo con especias; o con el ‘Zampone’, que es la pata del cerdo entera. La empresa recomienda cocinar ambos hirviéndolos en agua dentro de su propia bolsa y calentándolos con un poco de caldo antes de servirlos, con el fin de que tengan un mayor sabor. Asimismo, Negrini propone un codillo de cerdo llamado ‘Stinco’, el 

cual también se debe hervir en agua dentro de su bolsa, pudiéndose introducir posteriormente en el horno para que tenga una textura más crujiente por fuera. A su vez, con el mismo procedimiento de cocción, se propone un embutido de carne de cerdo, ‘Salama da sugo’, que lleva especias como nuez moscada

y clavos, además de vino tinto que le otorga un color rojizo y un sabor fuerte. También resulta muy apropiada, la ‘Porchetta’, que puede asociarse con nuestro cochinillo. Un lomo de cerdo relleno de ricas hierbas, cuidadosamente enrollado y asado durante varias horas, que se debe servir cortado en rodajas o en finas lonchas. 

Leer el artículo completo en la revista