Parece que sí. Qué la recuperación está llamando a la puerta. Al menos en el sector español de las bebidas refrescantes en este 2014. “La industria de las bebidas refrescantes tiene un importante peso social y económico en España, ya que supone el 1,4% del PIB, y está muy relacionada con otros sectores clave como son la hostelería y el turismo. Las bebidas refrescantes, con casi un 100% de penetración entre los consumidores y una amplia oferta productos, pueden contribuir a recuperar el consumo en un momento en que esto es básico.
Estamos trabajando con la vista puesta en el crecimiento, sobre todo después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, haya anunciado que no va a gravar los alimentos con una subida de IVA, como recomendaba el Informe Lagares. Es el momento de volver a crecer y para ello se deben dar las condiciones que favorezcan la recuperación”, afirman desde la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA).
Después de varios años consecutivos hablando de recaídas y descensos más marcados en el canal de Hostelería, el ánimo cambia cuando se comunican noticias que esbozan una sonrisa. “Aunque todavía es pronto para certificar un cambio de tendencia definitivo, lo cierto es que se aprecia una ligera recuperación para todos los segmentos de la categoría de refrescos. En concreto, en los primeros meses del año 2014 se ha registrado un crecimiento del 0,3% en volumen y del 0,8% en valor en el canal Horeca, en comparación con el mismo periodo de 2013. Esta tendencia refleja un mejor comportamiento del canal de Hostelería, que viene a contrarrestar la caída en volumen que arrastraba como consecuencia de la crisis. Después de unos años con tendencias negativas muy acusadas, parece  que este canal ha tocado fondo y se espera una época de estabilidad con algún crecimiento moderado para los próximos meses”, detalla Jaime Lecuona, ‘head group manager’ de Nielsen España.

 

 

Leer el artículo completo en la revista