limoncello

Los licores de frutas poseen un buen comportamiento en el canal de Hostelería en España. Son productos que revelan frescura, naturalidad, artesanía y una elaboración con siglos de historia en algunos casos. Además, su calidad y gran variedad les hace muy atractivos no sólo como chupito de sobremesa, sino como ingredientes de cócteles

Lo nuevo no tiene porque ser lo más ‘trendy’ por definición. La tradición y la historia son actualidad y la respuesta a las demandas de los consumidores de hoy en día, que buscan tragos con algo que contar. Pues, bien, en línea con este esquema, los licores de frutas tienen mucho que decir y que aportar en una copa o en un cóctel.

Los tonos joviales de los licores de frutas denotan frescura, autenticidad y recuerdos a la naturaleza de la que se extraen los mejores productos para su elaboración. Además, su gran variedad es un plus para una oferta versátil en su degustación.

Consumidos desde tiempos ancestrales, ¿cómo se comportan actualmente en el mercado español?

Según el canal de comercialización y consumo de estos productos, Ricardo Alcón, ‘new business development’, de Nielsen, afirma que “los licores de frutas muestran dos caras bien diferenciadas según el canal. En Hostelería son los más dinámicos, con un crecimiento en valor que supera el 10%, y más que duplicando el crecimiento del total categoría. En cambio, el consumo por hogar muestra caídas superiores al 2% en valor y al 3% en volumen; un canal en el que las cremas, hierbas y resto de licores muestran los mejores comportamientos.

Asimismo, la experiencia en la elaboración de los licores de frutas es otro de sus valores añadidos. Por ejemplo, como detalla la compañía Marie Brizard Wine & Spirits su experiencia de casi tres siglos fabricando y combinando ingredientes para encontrar la mezcla perfecta, unida a la inmejorable calidad de las materias primas empleadas en la producción de sus licores de frutas son los puntos fuertes de sus productos.

Además, esta compañía cuenta con una amplísima gama de licores de frutas que no conoce de números ‘clausus’ en su línea productiva, sabores como banana, pera william, mandarina, frambuesa, ‘cassis’, fresa, mora y un largo etcétera desfilan en nuestro mercado y en las mejores barras, sugiriendo la empresa a los ‘bartenders’ usar los licores de frutas para dar profundidad y complejidad a los cócteles, además apuntan que su empleo rebajará la graduación alcohólica, así como el coste del producto para el local.

Un licor está compuesto de un extracto, alcohol, azúcar y agua, y actualmente la tendencia es a usar menos azúcar, la cual siguen fácilmente dada la experiencia que acumulan permitiéndoles elaborar licores con la menor cantidad de azúcar posible, como señalan. Además desean destacar que hoy en día todos sus licores se fabrican en España para todo el mundo y mencionan que para hacer un buen licor de frutas hay que usar fruta natural y en su caso todas las maceraciones de sus licores son de gran calidad. Se trata de conseguir que los licores tengan sabores muy fieles a la fruta, partiendo la mayoría de sus licores de una infusión o de zumo de fruta, en algunos casos, excepto el licor de Pera William que se fermenta y se destila.

Tomando como ejemplo el licor de frutas de Mandarina, la empresa manifiesta que es uno de los mejores licores de mandarina del mercado. Se parte de un ‘spirit’ de mandarina que destilan dos veces con sus alambiques tradicionales tipo cebolla. En ellos se mezclan las pieles de mandarina con una solución hidroalcohólica. La calidad de la destilación es muy alta porque esos alambiques funcionan a fuego lento.

Por su parte, su licor Triple Sec fue creado con destilado de naranja amarga, mandarina y limón en el año 1800, argumentando la empresa que son pioneros en destilación de cítricos. Un licor que está muy presente en la coctelería clásica en cócteles como el ‘Margarita’, ‘White Lady’ o ‘Sidecar’, por ejemplo.

La tradición y experiencia en la elaboración también se degustan en el ‘limoncello’ Rialto, comercializado en el mercado español por la empresa Unesdi Distribuciones. Se trata de un licor que recuerda el gusto de lo tradicional. De hecho, en la zona de Campania (Italia), donde se remonta el origen de este licor, es habitual transmitir, de madres a hijas, antiguas y polvorientas libretas escritas a mano que recogen las viejas recetas de generaciones pasadas. Conservadas con celo y rodeadas de misterio, estas libretas contienen secretos únicos para la realización de los platos más exigentes y tradicionales. Este ‘limoncello’ se elabora con una exclusiva selección de los mejores limones, siguiendo la tradición de este auténtico licor italiano que entusiasma a los paladares más exigentes. Representa toda una exaltación de los aromas naturales. Un sabor único, fresco e inconfundible que transmite el gusto de los limones frescos cuando se consume muy frío o a temperatura ambiente. Es ideal después de las comidas y se suele utilizar en repostería para aromatizar pastas dulces y gelatinas.

Un ‘savoir faire’ y experiencia que también reúne el Grupo Varma, y es que tras más de 75 años de experiencia en el sector de ‘spirits’, el grupo cuenta con uno de los ‘portfolios’ más completos y variados del mercado, que incluye grandes marcas en la categoría de licores, como mencionan. Con respecto a los licores de frutas, el grupo distribuye en exclusiva en España importantes referencias como el licor brasileño de fruta de la pasión Passoâ, o el licor italiano Limoncè.

Passoâ es el primer y único licor de fruta de la pasión en el mundo. Difunde el espíritu alegre, espontáneo y festivo de su país de origen. De color rosa intenso, es muy fácil de beber y combinar, convirtiéndose en un licor muy versátil para el terreno de la coctelería como ingrediente clave en numerosos cócteles.

Este licor, que revela aromas de frutas ácidas con una mezcla de sabores dulces, ácidos y amargos, se elabora desde sus inicios en las destilerías de Angers, Francia, a partir de la destilación de su componente principal: la fruta de la pasión de Brasil. Junto a otros ingredientes 100% naturales como el azúcar y el alcohol, se obtiene un licor único en el mundo, con notas de frutos rojos y cítricos, como detalla la empresa. Este licor, de 17% vol., puede consumirse de diferentes formas, recomendando el Grupo Varma tomarlo en un ‘Passoâ red shot’ (en un vaso de chupito, servir en frío medio vaso de Passoâ y medio vaso de Stoli vodka); en un ‘Passoâ Orange’ (1/3 de Passoâ y 2/3 de zumo de naranja en un vaso con hielo y aderezado con rodaja de naranja) y en un ‘Passoâ Ron Bon’ (3/10 de Passoâ, 2/10 de Ron Barceló, 5/10 de zumo de naranja, aderezado con una rodaja de lima).

Leer el artículo completo en la revista