Con sólo dos años de trayectoria, y situado en un punto neurálgico de la ciudad de Oviedo (frente al Teatro Campoamor), Ópera Café-The Cocktail Bar se ha posicionado como uno de los locales de moda en la capital asturiana. Este éxito no ha sido casualidad, ya que es el fruto del esfuerzo, la pasión y las ganas por que saliera adelante un proyecto innovador en Oviedo. “Después de unos años de fuerte crisis y retroceso económico y tras un estudio de mercado exhaustivo y avalado por la experiencia de muchos años en la hostelería, creí que era necesario apostar por un modelo de negocio diferente e inexistente en Oviedo”, afirma su propietario y también ‘bartender’ Alberto Fernández. Éste, además, es el presidente fundador de la Asociación de Bármanes del Principado de Asturias y RRPP de la Federación de Asociaciones de Bármanes de España. Ópera Café The Cocktail Bar surgió como una apuesta de su propietario, el cual contó, además, con la ayuda de Roberto Valle, al que él mismo califica como “el ‘Wikipedia’ de la coctelería”: “ya habíamos intentado realizar un proyecto juntos años atrás, pero fue en 2013 cuando decidimos llevarlo a cabo, tras innumerables conversaciones, tormentas de ideas y decisiones”. Se logró crear un equipo de cocteleros, para el que Roberto Valle desarrolla una continua información y formación. Un equipo joven y dispuesto que ya ha empezado a dar ciertas manifestaciones de calidad, como en los casos de Saúl Vega, ‘bar manager’ del local, Campeón de Asturias de Coctelería en la categoría de Jóvenes Barmanes y Subcampeón de España en el Concurso Nacional de ‘Pink Pigeon Vodka’ de 2014; Jorge Nicolás Serrano, Campeón de España del concurso ‘Sidecar by Merlet’ en 2013; o Iván Vázquez, Subcampeón Nacional del concurso de coctelería Orujos Panizo en 2014. También, Ópera Café The Cocktail Bar cuenta en su equipo, en las noches de los viernes, sábados y vísperas de festivos, con Javier Cuesta, locutor y ‘dj’ de los 40 Principales de Asturias: “Javier se encarga de seleccionar los ambientes musicales de Ópera Café, desde el ‘jazz’; pasando por la música de los años ’70, ’80 y ’90; ópera o ‘chill out’”.
Un local con un lema: “Disfruta, Saborea y Diviértete” que denota, desde un principio, la importancia que tiene el cliente una vez que traspasa la puerta a través de una pequeña terraza. El interior del local se vislumbra a través de su gran cristalera. En la parte delantera se encuentra una zona de taburetes altos e informales donde disfrutar de un café matinal, un vermú o cóctel de apetitivo, así como un combinado caída ya la medianoche.

 

 

Leer el artículo completo en la revista