Pau Iborra, del restaurante riojano La Vieja Bodega, con su receta ‘Parmigiana’ ha sido el ganador de la Mejor Tapa, en la II edición del concurso Tapas-Negrini; y Cristina Gómez y Ria Katharina Janhke se han hecho con el Mejor Maridaje. El chef con estrella Michelín, Enrico Croatti, ha recibido el premio Especial

esto se le llama avivar la fantasía de los profesionales de los fogones. Con unas 1.300 referencias en su catálogo, no es de extrañar que la empresa Negrini, importadora y distribuidora de productos enogastronómicos de alta calidad en la península ibérica, haya visto celebrar la II edición de su Concurso Tapas-Negrini, con un desfile de variadas, originales y creativas propuestas realizadas por chefs de todo el territorio nacional, con ingredientes del catálogo de la compañía y armonizadas con etiquetas vinícolas de su extenso ‘portfolio’.

Así, con esa interesante secuencia de platos por el escenario de la Sala Polivalente de la cumbre gastronómica Reale Seguros Madrid Fusión 2019, se activaron todos los sentidos de los miembros del jurado técnico, del jurado popular y del numeroso público asistente que allí se convocó. Algo que viene sucediendo desde hace trece años. Primero y durante una década, Negrini homenajeó el trabajo de los cocineros con su concurso que adoptaba la fórmula de Cocina Creativa Gusti-Negrini, posteriormente, bajo el formato Panini-Negrini, poniendo en valor el mundo del bocadillo, y, desde el pasado año, con la tapa como estrella del plato. Ediciones, todas ellas, con un denominador común: fomentar el conocimiento de los productos transalpinos resaltando sus materias primas y la autenticidad de los sabores que han hecho de la cocina italiana una de las preferidas de los paladares del mundo entero. Finalidad del concurso que a su vez  pone de manifiesto el reconocimiento a la integración que los chefs de la península ibérica realizan de la despensa italiana con los productos españoles. 

Ni que decir tiene que todas esas convocatorias han desprendido un gran éxito, las cuales han visto evolucionar muy satisfactoriamente las creaciones que presentaban los chefs, superándose el nivel cada año, con una extraordinaria presentación, manejo de técnicas culinarias y gran equilibrio en el plato. Perfecto balance que han destacado en esta edición los miembros del jurado técnico de la competición compuesto por Nicoletta Negrini, el chef Enrico Croatti, la chef Samantha Vallejo-Nájera, Alberto Luchini, el Exclmo. Embajador de Italia en Madrid, Stefano Sannino y Emiliano Suárez

En ese escenario, el pasado martes 29 de enero, se fueron sucediendo las seis tapas participantes. En primer lugar, se presentó el ‘Tiramisú salado’ de Antonio Javier Martínez Moreno, del Moments Bar, de Alicante, que lo armonizó con el vino Strada di Guía 109 Valdobbiadene Extra Dry, un ‘prosecco’ DOCG, del Véneto, de la bodega Foss Marai; en segundo lugar compitió Pau Iborra Rico, del restaurante La Vieja Bodega, de Casalarreina (La Rioja), con su receta llamada ‘Parmigiana’, eligiendo el vino Barbera D’Alba 2016, de Elio Grasso, un vino piamontés que destacó Alberto Luchini como excepcional, alabando el buen criterio de armonía con la receta; posteriormente, Cristina Gómez Manarel, del restaurante Eneko, en Lemos (Vizcaya), con su ‘Royal de alcachofa con trufa, hongo y yema’, que la armonizó con la Birra Peroni Gran Reserva, Doppio Malto, de Peroni; en cuarto lugar, apareció en escena Niki Pavanelli, del restaurante Il Bocconcino, situado en Adeje (Santa Cruz de Tenerife), con su receta ‘Culurgione Fusion 2019’, combinada con el vino toscano Morellino di Scansano DOCG, de la Tenute Guicciardini Strozzi; le siguió Javier Gómez Martín, del restaurante La Compostelana Plaza de España, en Santa Cruz de Tenerife, con su tapa ‘Lingote de stinco y Taleggio con mojo de tomate seco y yema de huevo’, armonizada con el vino Nobile di Montepulciano DOC, de Fattoria del Cerro; y, en sexta posición, concursó Ria Katharina Janhke, del madrileño restaurante Dogma, con su ‘Uovo in raviolo frito sobre corteza de panceta affumicata en su propio jugo, sardina e hinojo’, que acompañó con el ‘spumante’ Ferrari Brut DOC, del Trentino Alto Adige, de la bodega Ferrari.

Leer el artículo completo en la revista