Su nuevo ‘look’ resalta aún más la genialidad de la elaboración dual de esta ginebra entre Inglaterra e Islandia y su vinculación con el proceso artístico.
En su icónica botella, esbelta y transparente, se han incluido etiquetas y serigrafías actualizadas que ponen de relieve su calidad y minuciosidad, reconocibles en toda la gama Martin Miller’s Gin

De la locura a la genialidad y, de ahí, al proceso artístico. Esta es la sucesión lógica de una obra de arte líquida como es Martin Miller’s Gin, que además es una de las más galardonadas del mundo. Una ginebra superpremium, que al igual que su composición, su botella también es considerada como una auténtica obra maestra, como también lo son sus diferentes etiquetas como por ejemplo la nueva y refrescante Martin Miller’s Summerful Gin, una etapa más del viaje entre la locura y la genialidad, que añade botánicos del verano inglés e islandés.
Recientemente, la marca ha presentado el novedoso diseño de Martin Miller’s Orginal Gin en la prestigiosa feria de arte contemporáneo ARCOmadrid 2022, que resalta aún más su trayectoria, siempre en línea con su inspiradora historia de elaboración y transformación entre Inglaterra e Islandia, entre la locura y la genialidad de sus creadores, cuya misión era elaborar la mejor ginebra del mundo. Con este propósito desafiaron a la tradición empleando un proceso de destilación dual único que comienza en Inglaterra, a partir de botánicos seleccionados esmeradamente, y termina en Islandia con la mezcla del agua de sus manantiales.
Martin Miller’s Original Gin, pionera en 2006 en la “premiumización” del sector, ya fue innovadora en su momento con el diseño contemporáneo de una botella alta y transparente perfectamente reconocible e identificable en cualquier parte. La botella enfatiza el efecto transformador de la destilación separada del enebro y otros botánicos terrosos de la de los cítricos, fundiéndose todo en un producto que se mezcla con una de las aguas más puras del planeta, caracterizada por su claridad y suavidad ártica.
Ahora, la marca vuelve a ser rompedora presentando un ‘packaging’ actualizado que pone el foco en sus elementos visuales clave, tan ligados al arte y a lo onírico que su elaboración evoca, y que se halla a la altura de una pieza artística. De hecho, hoy, Martin Miller’s Gin luce la icónica botella desarrollada en 2006 en la que ha incluido este año etiquetas y serigrafías actualizadas poniendo especial atención en mantener dichos elementos que reflejan su calidad, una minuciosidad, equiparable a la artística, y que son tan reconocibles en la gama Martin Miller’s Gin.
En las etiquetas se ha creado una trama con forma de onda al fondo que simboliza el destilado y el agua, tan importante en un proceso diferenciador. También presentan, en esta línea, un color azul más intenso y un llamativo sello burdeos en el cuello. Ese origen dual de la marca sigue siendo protagonista en el mapa Inglaterra-Islandia.
Con diferencias impactantes, aunque discretas, el objetivo de esta actualización es hacer que Martin Miller’s Original Gin siga evolucionando con los tiempos manteniéndose firme a su herencia y categoría y, siendo defensora de esos locos genios de los que pueden llegar a brotar auténticas obras de arte que pasen a la posteridad.
Asimismo, cabe mencionar que Martin Miller’s Gin ha contado en ARCOmadrid2022 con un imponente stand interactivo en el que el público asistente a la feria se ha podido sumergir en la esencia y en la historia de esta particular ginebra.

Leer el artículo completo en la revista