El ‘whisky’ es el destilado más consumido en España, aunque dicho consumo se ha resentido el pasado ejercicio. El canal de Hostelería es el que genera el mayor porcentaje en ventas

Aquello de: “Pero, sigo siendo el rey” es lo que podría afirmar un espirituoso como el ‘whisky’, al menos en nuestro país, parafraseando la ranchera “El Rey” del cantante y compositor mexicano José Alfredo Jiménez. De hecho, España sigue siendo un país eminentemente consumidor de ‘whisky’, con el 25% de la cuota de mercado, tal y como detalla la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) en su Informe Socioeconómico correspondiente al año 2017, últimos datos conocidos.

Un reinado que, no obstante, deja ver algunas sombras. En general, “la categoría de ‘whisky’ muestra una caída en volumen del -1,6%, arrastrado principalmente por el canal de Hostelería (-1,3%), que supone prácticamente seis de cada diez litros que se consumen”, según manifiesta Marta Vázquez Martínez de Miguel, ‘consultant’ de Nielsen.

A este respecto, y como manifiesta la FEBE, “La hostelería sigue siendo el principal canal de ventas del sector. Así, el consumo en Hostelería y Restauración supuso el 62% del total en 2017, mientras que el 38% restante correspondió al canal de Distribución”.

Atendiendo a los distintos segmentos de este destilado y entrando en terreno escocés, que es el que nos ocupa en estas páginas, Marta Vázquez de Miguel, de Nielsen, señala que “el 70% del volumen de la categoría es de ‘whisky’ escocés. No es de extrañar, con ese peso en las ventas, que su descenso del -2,9% en volumen arrastre al total de la categoría. Una caída que es más notable en el canal hostelero que en Libreservicio, -un 3,4% frente a un -2%”.

No obstante, ese resentimiento del consumo extradoméstico, hay que tener en cuenta, como refleja la FEBE en el meritado Informe Socioeconómico, que “dentro del canal hostelero es necesario poner de relieve la buena evolución que muestra el consumo diurno, que representa ya el 83% del total de las ocasiones de consumo”.

Dejando atrás la eterna disputa de su origen, si escocés o irlandés, la cuestión es que su nombre proviene del gaélico “uisge beatha” o “agua de vida”, que su destino fue medicinal y que fue destilado en Escocia en el siglo XV por vez primera. Su evolución en el consumo fue majestuosa convirtiéndose en un elixir aclamado por los paladares de cualquier procedencia. Como menciona la FEBE, “el ‘whisky’ se obtiene a partir de la destilación del mosto de cereales como la cebada o el maíz, malteados. El malteado es la etapa de su producción en la cual la materia prima, tras humedecerse y dejarse germinar, pasa a secarse en hornos, proceso por el que toma su agradable color oscuro: aquí es cuando se puede hablar de la malta como tal. Una vez molida y mezclada en un tanque, se añaden levaduras y se deja fermentar. El producto resultante se destilará una o más veces a menos de un 94,8 % vol., de forma que el destilado incluya tanto el aroma como el sabor derivados de las materias utilizadas. Tras la destilación madurará en barriles de madera de roble, para aportar aroma, taninos y sabor, durante un periodo no inferior a los 3 años antes de su embotellado.

La graduación mínima del ‘whisky’ se cifra en un 40 % vol. y sólo se le podrá añadir agua o caramelo natural para ajustar el color, de manera que el aroma y gusto de la bebida derive tan sólo de los procedimientos aplicados anteriormente”.

El ‘whisky’ escocés y sus diferentes tipos, ya sean ‘single malt’ (elaborado 100% con cebada malteada); ‘de grano’ (producido a partir de combinaciones de cebada sin maltear, maíz u otros cereales); o ‘whisky’ de mezcla (‘blended’), producidos a raíz de la combinación de malta y grano en distintas proporciones, o por la mezcla directa de ‘whiskies’ ya terminados, según el gusto y experiencia de los productores, según refleja la Federación de Bebidas Espirituosas, son una importante referencia en nuestro mercado. Veamos algunas de las marcas presentes en el mismo de la mano de sus comercializadores.

Leer el artículo completo en la revista