lepanto

El Brandy Lepanto Solera Gran Reserva, producido por la bodega González Byass, se pone en manos de la prestigiosa ‘barmaid’ Nagore Arregui que lo introduce en la coctelera demostrando la juventud de este destilado, su carácter versátil y su esencia jerezana

La consecuencia de que la versatilidad de un producto alcance su máximo esplendor es la calidad del mismo. Su esencia debe ser pura, construida con lo mejor que la naturaleza pueda ofrecer e irradiar los aromas y sabores de una tierra que le vio nacer. En este caso, Jerez de la Frontera. Y el protagonista, el Brandy Lepanto Solera Gran Reserva; con dos elementos que añadir a la ecuación: el creador de este espectacular brandy, la bodega familiar González Byass, y el ‘savoir faire’ de la ‘barmaid’ guipuzcoana Nagore Arregui, que muestra la otra cara del consumo de este destilado de vino. “El brandy es un gran destilado que hay que sacarlo del marco de la copa de balón en una mano y del puro en la otra. Hay que quitarse el miedo al brandy”, afirma esta creadora de experiencias como viene siendo considerada Nagore, además de una de las expertas en ‘mixología’ con mayor proyección.

Además, Nagore Arregui, directora de coctelería del restaurante madrileño Urrechu Velázquez, ha sido la elegida por la bodega jerezana como embajadora de su firma para llevar su brandy a la coctelera poniendo de manifiesto una vez más que el brandy de Jerez es un ingrediente ideal en el mundo de la ‘mixología’, que causa tendencia, resaltando su versatilidad. Cuestiones éstas, que González Byass, fundada en el año 1835 y dedicada a la elaboración de vinos y bebidas espirituosas Premium, viene ya plasmando a través de iniciativas como ‘Lepanto Around the World, que acercó al público español los combinados con brandy que triunfan fuera de nuestras fronteras, y los ‘Sherry Cocktails’, creaciones que combinaban brandy con vinos de Jerez.

¿Qué le hace ser a Lepanto Solera Gran Reserva tan versátil?
Lepanto es el único Brandy Solera Gran Reserva elaborado íntegramente en Jerez a partir de la uva Palomino Fino, destilado en viejos alambiques de cobre y envejecido siguiendo el sistema de criaderas y solera durante más de 12 años en botas de roble americano: nueve años en botas que han contenido Tío Pepe y tres más en botas de Matusalem Oloroso Dulce V.O.R.S de más de 30 años. El resultado es un brandy de complejidad excepcional, como detalla la propia bodega productora.

El pasado mes de marzo, Nagore nos sorprendió con la creación de dos cócteles -diseñados en exclusiva por ella- en los que Lepanto Solera Gran Reserva demostró ser el perfecto anfitrión compartiendo poderío con su tierra natal, porque como comentó el maestro destilador de este brandy, Luis Trillo, “en los cócteles hay que transmitir Jerez”.

Como cóctel de aperitivo, Nagore Arregui ofreció una refrescante bienvenida con su creación ‘Muy Jerez’. Como su propio nombre indica, el brandy Lepanto está muy presente en este cóctel, pero de manera poco habitual, ya que se mezcla con zumo de piña. Esta fruta, que simboliza hospitalidad en ‘mixología’, ha sido previamente ahumada en la propia duela de roble en la que ha estado envejeciendo el brandy, “y que hace que ocurra la magia”, en palabras de Nagore Arregui, además aporta un toque de innovación a la bebida en forma de notas ahumadas y caramelizadas.

Continuando con la esencia de González Byass como hilo conductor, ‘Muy Jerez’ incorpora, además de 3,5 cl de Brandy Lepanto Solera Gran Reserva y el zumo de piña ahumada mediante duela, 1 cl de Tío Pepe en Rama, una edición limitada con un sabor especial, muy apreciado por los entendidos del mundo del Jerez; así como un ‘dash’ de manzanilla y un ‘top up’ de frescor dorado.

Leer el artículo completo en la revista