La primera comida del día debe ser completa, saludable, equilibrada, variada y debe comprender ciertos grupos de alimentos como la leche y derivados lácteos, cereales y sus derivados, además de frutas para conseguir los nutrientes necesarios. También otros productos contribuyen a ello

Con el estatus de “realeza” que le caracteriza en el ámbito de una correcta alimentación, el desayuno es la primera ingesta del día y además ha adquirido el título de ser la más importante para nuestro organismo.
Nuestra dieta mediterránea nos ofrece diversidad de productos que debemos combinar, para conseguir los nutrientes necesarios con el fin de poder afrontar la jornada que tenemos por delante. Pero, ¿somos conscientes de la relevancia del desayuno? ¿Sabemos qué alimentos tomar en ese momento del día y qué cantidades son las adecuadas? ¿Dedicamos el tiempo necesario a desayunar?
Desglosando estas cuestiones cabe decir que, a tenor de los datos extraídos de una encuesta sobre los Hábitos de Desayuno en España en Población Adulta llevada a cabo en el presente año 2020 por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), promotora del Día Nacional del Desayuno (DND), en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la cual fue realizada a 3.041 individuos, se refleja que “el 54,2% considera que el desayuno es la comida más importante del día, y el 38,8% incluye siempre los mismos alimentos en ella”.
Respecto al tiempo que se dedica al momento del desayuno, y según resultados de dicha encuesta, “el 55,3% de la población española le dedica menos de 10 minutos al desayuno. Además, aunque el 86,7% de los encuestados declara que se trata de una comida que suele realizar en casa, tan solo el 29% lo hace sentados y en compañía.
A su vez, cabe señalar que “aunque el 90,6% de los encuestados afirma desayunar todos los días, tan solo el 13,5% de estos declara que su comida matinal incluye una bebida (fundamentalmente lácteos o alguna combinada con ellos), alimentos del grupo de los cereales y derivados, y fruta, como marcan las recomendaciones de los expertos en nutrición. Adicionalmente, el 29% de los encuestados que desayunan afirma incorporar también otros alimentos como aceite de oliva, tomate, jamón serrano, pavo, etc.”.
Tal y como establece la Fundación Española de la Nutrición en su Informe sobre Recomendaciones Nutricionales para un Desayuno Adecuado, Conclusiones de la Iniciativa Internacional de Investigación sobre el Desayuno: “Un desayuno adecuado debe proporcionar al menos entre el 15 y el 25% de la energía total diaria, lo que supone unas 300-500 kcal. para un sujeto sano con unas necesidades de 2000 kcal. Para cumplir con los criterios de vitaminas y minerales debemos introducir en nuestro desayuno diferentes grupos de alimentos que nos aporten esos nutrientes”.

Leer el artículo completo en la revista