El nuevo proyecto de Azotea Grupo, ubicado en el nuevo Radisson Collection Hotel, Magdalena Plaza Sevilla, ofrece una gastronomía de altura de la mano del chef ejecutivo del grupo Manuel Berganza, y una propuesta coctelera de autor con Luca Anastasio, director de bares y ‘mixología’ de la compañía

La ciudad de Sevilla está de estreno. Llega Justa Rufina (www.justarufina.com), deslumbrando con su propuesta de restauración y ‘mixología’, y eligiendo un marco exclusivo como es el nuevo Radisson Collection Hotel, Magdalena Plaza Sevilla.Justa Rufina es el nuevo proyecto de Azotea Grupo (www.azoteagrupo.com), su segunda apertura fuera de Madrid y precedida por El Cuartel del Mar, inaugurado el pasado verano 2020 en Chiclana de la Frontera.

Abriendo sus puertas, no solo a los huéspedes alojados en el hotel, sino también al público local y turistas, Justa Rufina pretende convertirse en una de las mejores opciones para disfrutar del ocio y la gastronomía de la capital hispalense abarcando todas las franjas del día desde el desayuno y el ‘brunch’ hasta las copas de la noche, pasando por el almuerzo y el ‘tardeo’.

Bajo un concepto unificado cuyo nombre homenajea a las dos patronas de Sevilla -dos mujeres de bandera que en la época de los romanos demostraron una gran valentía y arrojo defendiendo su fe cristiana-, Justa Rufina presenta dos espacios totalmente diferenciados dentro de este alojamiento cinco estrellas: un restaurante con terraza en la planta baja del hotel, a pie de calle, y una azotea de casi 400 m2 cuadrados en la que disfrutar de una de las vistas más exclusivas de la ciudad del Guadalquivir, de una propuesta culinaria de tapas creativas y de unos excelentes cócteles de autor.

El restaurante posee una acogedora terraza en la que se servirá la misma carta que en el restaurante con una selección de platos enfocados a primar el buen producto, las brasas y el horno de leña con el que cuenta en su interior. De hecho, este nuevo concepto gastronómico toma el producto como punto de partida hacia una búsqueda de la identidad de la materia prima a través de una cocina honesta, de calidad y en la que no faltará el toque de creatividad tan identitario de Azotea Grupo. Una carta en la que cobrarán gran protagonismo las brasas, aportando el sello del humo en muchas de sus creaciones como el ‘Pastrami casero de presa ibérica con encurtido’, el ‘Lomo de bacalao con pilpil de codium y puerros’ o el ‘Arroz meloso con carpaccio de gamba blanca’, además de una selección de platos que hacen un guiño a la gastronomía tradicional andaluza como son el ‘Salmorejo con toque de jengibre marinado y sardina ahumada’, los ‘Chips de berenjenas con miel trufada’ o la ‘Tarta de queso Payoyo y miso’. Ubicados en la azotea, la propuesta cobra un matiz más desenfadado, con toques sofisticados y muy divertidos que se reflejan también en su presentación. Una interesante carta de “picoteo” perfecta para una comida informal.

Leer el artículo completo en la revista