Los embutidos de fabricación propia de Negrini y los diferentes y novedosos quesos de su catálogo son productos ideales también para realizar atractivos
y sorprendentes aperitivos en las fiestas navideñas que se avecinan.
Asimismo, les presentamos dos incorporaciones vinícolas en su ‘portfolio’

La calidad es versátil. No se puede entender un concepto sin el otro. Cualidades que reúnen las múltiples referencias del extenso catálogo de la empresa Negrini, importadora y distribuidora de productos enogastronómicos italianos de alta calidad en el mercado ibérico. 

Su idoneidad en las mesas de los establecimientos hosteleros y de los propios hogares, hace a estos productos perfectos anfitriones también para las venideras fechas navideñas, en las que no pueden faltar unos buenos embutidos y quesos para crear deliciosas tablas, bien por separado o de forma mixta, o degustarlos en alguna de las fases del menú. Un ‘must’ que ofreceremos a los comensales si armonizamos esos productos con las etiquetas vinícolas con que cuenta la empresa, presentándoles en esta ocasión dos nuevas incorporaciones como son el Moscato d’Asti de la bodega Gagliasso y el Prosecco Valdobbiadene Superiore D.O.C.G. Extra Dry La Gioiosa.

Elaborados en la propia fábrica de Negrini, sita en la región italiana de Emilia Romagna, los embutidos que les proponemos en esta ocasión, para dejar volar la imaginación en el deleite de los mismos, son sus estrellas las ‘mortadelle’ y sus innovadores tipos, las deliciosas variedades de su ‘prosciutto cotto’ y la ‘porchetta’, que parecida al mítico cochinillo español. Este lomo de cerdo relleno de ricas hierbas, enrollado meticulosamente y asado durante varias horas, la empresa propone degustarlo solo, cortado en finas lonchas o como relleno de bocadillos. 

Negrini comenzó conquistando el mercado español con una ‘mortadella’ en el interior de la maleta que Nicoletta Negrini, ‘alma mater’ de la compañía, trajo consigo en los albores de la década de los 80, por ello hablamos del embutido emblemático de su innumerable lista. En primer lugar les queremos hablar de la ‘Mortadella Classica’ elaborada con la carne del cerdo blanco italiano Gran Suino Padano D.O.P. utilizándose los cortes nobles, sobre todo de la paleta y la carrillada. Se le agrega sal, pimienta negra y blanca, especias, nuez moscada, clavo, semillas de cilantro y ajo. Una ‘mortadella’ sin gluten, sin lactosa, sin polifosfatos, sin caseinato de calcio, ni glutamato; y presenta las mismas calorías que un jamón cocido.

En la línea de las tendencias del mercado, Negrini cuenta con diversos tipos de ‘mortadelle’ respondiendo a los gustos de los consumidores. Mencionando a la ‘Mortadella Modella’ hay que señalar que contiene la mitad de grasa de una ‘mortadella’ normal, pero con todo el sabor. No contiene gluten, lactosa, polifosfatos, caseinato de calcio, ni glutamato.

Debido a su carácter innovador, Negrini fue pionera en proponer una ‘Mortadella con Trufa’, producto que está elaborado con la ‘Mortadella Gran Bologna IGT’ y la trufa negra de Savigno, zona típica de Italia para la recolección de trufa. Tampoco contiene gluten, lactosa, polifosfatos, caseinato de calcio, ni glutamato.

Asimismo, Negrini tiene la ‘Mortadella Piccante’, que es la ‘Mortadella Classica’ con guindilla del sur de Italia; la ‘Mortadella Nera’ producida con carne de cerdo de raza negra; y la ‘Mortadella con Pistacho’, a la ‘Mortadella Classica se le añaden pistachos del norte de Italia.

Leer el artículo completo en la revista