La mar. Ese universo rico e inmensamente poblado del que salen algunos de nuestros mejores productos. Esos que conservados en lata a veces son menospreciados injustamente, pero que son la excepción que confirman la regla de que lo fresco sabe mejor. Auténticos tesoros en lata son las conservas de pescado que se producen en nuestro país. Además, con una tradición conservera fuera de lo común, España se postula como uno de los legítimos líderes del sector. También, el buen hacer de las conserveras de toda la vida y su respeto por la tradición unidos a la utilización de la última tecnología, se combinan en un tándem que no deja de dar magníficos frutos. Las conservas de pescado son productos sanos, versátiles por su adaptabilidad a un sinfín de platos y opciones gastronómicas y, sobre todo, de calidad. Cada vez más consumidas y demandadas, este sector es uno que, pese a la crisis, no ha dejado de mejorar en sus cifras. Según Anfaco-Cecopesca, “las ventas en España de conservas de pescado y mariscos destinadas al consumo en hogares continúan su tendencia creciente, habiéndose incrementado las ventas en un 1,2% y su consumo en un 1,8% frente al año 2014, hasta alcanzar en 2015 un volumen total comprado por los consumidores de 199.600 toneladas por un valor de 1.827 millones de euros, lo que supuso un consumo per cápita de 4,5 kg”.
Centrándonos en otro tipo de números más relacionados con las exportaciones de estos productos fuera de nuestras fronteras, según Anfaco-Cecopesca, “las exportaciones son un elemento esencial en la viabilidad de muchas empresas, donde su principal punto de venta se sitúa en el mercado internacional, y de ahí que España en el año 2015 haya exportado un total de 169.000 toneladas de conservas y preparados de pescados y mariscos por un valor de 720 millones de euros, comercializándose estos productos en más de 115 países de todos los continentes”. Nada más y nada menos.
En este sentido, desde Conservas Ortiz destacan que “la demanda viene principalmente de los países europeos, aunque nuestras conservas están presentes en los cinco continentes”.
Asimismo, según Anchoas Codesa “la exportación es un capítulo importante para nuestro sector y continuamente se está intentando crecer”.

 

 

Leer el artículo completo en la revista