El chef Ricardo Sotres ha recibido recientemente un segundo Sol Repsol. El primero llegó hace unos años y ambos se suman a la estrella Michelin que posee en su restaurante asturiano, El Retiro. Su cocina de producto, de proximidad y sostenible bien merece los galardones

Nuestro refranero español dice que: “No hay dos, sin tres”. Pues, bien, así literalmente podemos afirmar que eso se ha cumplido, en materia de galardones, en la bonita historia ligada a unas raíces que, a continuación, tenemos el placer de presentarles. Pero, asimismo, estamos convencidos de que esa premisa se quedará muy escasa a nivel de éxitos ante el ‘savoir faire’ que despliega el chef Ricardo Sotres en los fogones.  

Ricardo es un joven asturiano nacido en Oviedo hace 33 años, cuya profesión es la de llevar al mundo su tierra natal a través de su cocina. Una cocina que ya le ha valido una estrella Michelin en su restaurante El Retiro, otorgada en noviembre de 2014, y dos Soles Repsol, habiendo llegado el primero en diciembre de 2013 y el segundo, recientemente, a finales de febrero del presente año.  

Su restaurante se levanta en la casa de comidas que fue el negocio de su familia en otros tiempos. Por tanto, el local en sí, ya desprende solera en el arte de cocinar, así como aromas y sabores de un paraje privilegiado bañado por el mar y rodeado de vegetación, que Ricardo bien ha sabido transmitir en sus creaciones, las cuales viven la tradición y la innovación más actual. Eso sí, todos sus platos, ya sean más tradicionales o más creativos, llevan una técnica común: “Cocinar como a él le gustaría comer, buscando siempre que el cliente se marche realmente contento”. 

Leer el artículo completo en la revista