La omnicanalidad, que pasa por favorecer distintos puntos de encuentro con el consumidor, cubriendo diferentes momentos de consumo de éste; la personalización de la oferta y la adaptación de la misma, son las palancas de crecimiento, según Kantar Worldpanel

El consumo en restauración y hostelería muestra dos variables en su trayectoria. Por un lado, se aumenta el gasto que los españoles realizan en su consumo fuera del hogar y, por otro lado, los momentos de consumo en los establecimientos se reducen o se concentran. 

La consultora Kantar Worldpanel, que ha celebrado recientemente su evento anual de Restauración y Consumo Fuera del Hogar, señala un aumento del 2,7% en el gasto que los españoles hacen cuando salen a consumir fuera de casa. 

La tendencia del mercado es que si bien salimos menos veces (-2%), cuando lo hacemos gastamos más por acto (+4,2%). Además, detalla que estos datos, de cierre de 2023, se están consolidando también en los primeros meses de 2024, con un aumento del gasto de un 2,8%. Salir y consumir cobra importancia, de modo que se sacrifican ocasiones funcionales, pero aumentan las especiales.

En estos movimientos, se vislumbra el móvil de los cambios coyunturales que afectan al consumo fuera de casa como la inflación, o estructurales como la digitalización, entre otros, como apunta la consultora. El pasar más tiempo en el hogar, el llamado ‘inhoming’, es una realidad debido al incremento de los precios y ello supone una contención del gasto. De hecho, como detalla Kantar Worldpanel, el hogar se convierte en un refugio y se refleja en un aumento del 1,5% de las ocasiones que hacemos en casa. Aunque no se produce igual a lo largo del día, de hecho hay ocasiones que, o bien se producen fuera del hogar, o directamente no se producen. 

Leer el artículo completo en la revista