Esta ‘illy Art Collection’ evoca los célebres “Coloured Vases” realizados en 2006 por el artista chino Ai Weiwei, antiguos vasos neolíticos que el artista sumerge en botes de pintura industrial, resaltando su aspecto y función. En un profanador ‘ready-made’, a través de un proceso de apropiación y destrucción, Ai Weiwei convierte objetos de uso cotidiano en obras de arte

La compañía illycaffè (www.illy.com) presenta la nueva ‘illy Art Collection’ firmada por el artista chino Ai Weiwei, considerado uno de los personajes más influyentes del siglo XXI y famoso por sus expresiones estéticas que conforman el paisaje geopolítico actual.

Esta ‘illy Art Collection’ evoca los célebres “Coloured Vases” realizados en el año 2006 por Ai Weiwei, antiguos vasos neolíticos que el artista sumerge en botes de pintura industrial, resaltando su aspecto y función. En un profanador ‘ready-made’, a través de un proceso de apropiación y destrucción, Ai Weiwei convierte objetos de uso cotidiano en obras de arte.

“Para expresarte necesitas un motivo, pero expresarte es el motivo” es la síntesis perfecta entre la biografía y la práctica artística de Ai Weiwei, tan íntimamente ligada a un camino que lo ha llevado a convertirse en artista conceptual, escultor, pintor, ‘performer’, fotógrafo, arquitecto y urbanista, coleccionista, director, actor, músico, escritor y editor, ‘blogger’ y profesional del ‘selfie’, periodista de investigación, activista de derechos humanos y disidente. Todo un caleidoscopio de experiencias y perspectivas.

En su ‘illy Art Collection’, Ai Weiwei reverbera todo esto en un objeto que nos es familiar, como una taza de café, y con uno de sus típicos actos inquietantes que nos lleva a reflexionar sobre nuestra “postura”, y el punto de vista con el que miramos el mundo en un momento concreto en el espacio y tiempo, incluso en el momento fugaz de un café. “Estoy muy contento de ser uno de los artistas del proyecto ‘illy Art Collection’. Creo que es importante darle relevancia al arte y al diseño mientras disfrutamos de un buen café, porque nos afecta a todos y deberíamos disfrutarlo” menciona Ai Weiwei

Leer el artículo completo en la revista